Todavía queda algo de sol sobre la fugaz calle Sara del Campo cuando ocurre el primer estallido. Son pasadas las 20 horas y desde la pantalla del escenario -sintonizada en Mega- anuncian algo fuera de todo augurio: Juan Ignacio Latorre (RD) estaría resultando electo senador por la circunscripción VI de la Región de Valparaíso. La primera gran noticia de una larga noche que recién comienza.

Por ahora hay más periodistas que militantes sobre la calzada. Todavía no llega ninguna de las grandes figuras de la colectividad y es Lucas Cifuentes, miembro de Izquierda Libertaria y vocero transitorio, quien responde con entusiasmo a la prensa: “estamos dando sorpresas importantes no solo en la presidencial, sino que también en las parlamentarias”.

[Lee también en El Desconcierto: Vocero del Frente Amplio: “El tablero político cambió, ahora van a tener que conversar con nosotros”]

Algunos reporteros se arriman a las vallas papales, como si de un concierto se tratara, intentando aferrarse a una buena ubicación. El Desconcierto, junto a un puñado de periodistas de El Mostrador, La Tercera, ADN Radio y Emol, se sitúa en la vereda que da a la puerta del N°526, la dirección del edificio del comando de Beatriz Sánchez. Todo rostro o militante del Frente Amplio tendrá sí o sí que pasar por ahí.

En la televisión anuncian que hay nuevos cómputos con más de la mitad de los votos escrutados y se confirma la tendencia: Beatriz Sánchez supera el 20% y está a sólo dos puntos de Alejandro Guillier. A esta hora, el número de militantes es cada vez mayor, aparecen las primera banderas y el aplauso por las cifras electorales es acompañado del cántico “con fuerza y esperanza, el Frente Amplio avanza”. Son las 20:30 horas.

/ Sebastián Flores

Giorgio Jackson superstar

Constanza Schönhaut, secretaria general del Movimiento Autonomista (MA), anda de muy buen ánimo. Entre el escenario y las vallas papales hay un espacio donde se encuentra la gente del comando, conversando y aguardando la llegada de Sánchez. Para matar el tiempo, Schönhaut se acerca al “sector cancha” y aprovecha de dar algunas cuñas, asegurando que los resultados conseguidos son producto de un intenso trabajo de base y que “las elecciones se ganan en la calle, en los puerta a puerta, conversando con la gente”.

Apenas terminada la conversación, la tele comienza a dar los cómputos del distrito 10, la llamada madre de todas las batallas. Son las 20:45 y el sol ya no está, pero sí la hinchada del Frente Amplio, que en masa repleta el espacio de lado a lado. La algarabía ahora sí es total cuando se anuncia que Giorgio Jackson es la primera mayoría de la zona y que estaría arrastrando a sus compañeros de subpacto Natalia Castillo (RD) y Gonzalo Winter (MA).

Winter se encuentra en la zona mixta y no muestra signos de alegría aún. No quiere dar nada por sentado y prefiere esperar los resultados finales, pero sí hace énfasis en la alta votación obtenida en los lugares donde la coalición tiene representación: Arica (Vlado Mirosevic), Valparaíso (Jorge Sharp), Metropolitana (Giorgio Jackson) y Magallanes (Gabriel Boric). “Donde se han probado las personas del Frente Amplio, han salido mejor que en ningún lado. Eso da cuenta de que estamos haciendo las cosas bien”, apunta.

El smartphone marca las 21 horas cuando, de repente, una ovación cerrada estremece el lugar. Desde calle Carmen aparece ella, triunfante y sonriente, ante el abrazo de todo su comando. Beatriz Sánchez saluda a todos y no oculta su alegría, los periodistas le piden cuñas, pero entra rauda al comando a preparar su discurso. Detrás de ella viene Giorgio Jackson, el gran triunfador de la jornada, quien entre los vítores de sus colaboradores levanta el puño izquierdo en alto en señal de victoria. “El Frente Amplio llegó para quedarse”, declama.

La Terraza es el gran ganador

A las 21:30 de la noche la zona mixta ya está repleta de varias figuras del Frente Amplio. Por el lugar circulan Alfonso Mohor -el recién electo presidente Fech-, la escritora Arelis Uribe, Karina Oliva -la presidenta del Partido Poder- y la actriz Ana María Gazmuri, entre otros.

Justamente Gazmuri, en la previa del discurso de Beatriz, se anima a aventurar lo que pasará en segunda vuelta. Con cerca del 80% de votos escrutados, la tendencia señala que Piñera y Guillier pasarían al balotaje, pero la actriz y militante de RD apuesta por centrar el asunto en que “la fuerza de izquierda en Chile es mayoritaria, ahora viene un tiempo de reflexión y hay que ver si confluimos en acuerdo o de frentón nos constituimos como una tercera alternativa y apostamos por la próxima elección construyendo desde las bases”.

Hay dos canciones que han sonado en loop todo este rato. La primera es el jingle de la primaria, que reza: “que se vea la confianza, que se vea la esperanza, que se vea en todo Chile que con Bea somos miles”. La segunda es el tema compuesto por Max Vivar, de Villa Cariño. Ambas se alternan en el fondo mientras Ignacio Socías, de Frente Fracasados, intenta registrar el ambiente de triunfo que hay, pese a quedar eliminados de la segunda vuelta.

La zona de prensa a estas alturas no se diferencia de la de los adherentes de la coalición y para distender se oyen gritos como “Piñera, escucha, ándate a la chucha” o el hit de las marchas estudiantiles “y va a caer, y va a caer, la educación de Pinochet”. En eso aparece el comediante Fabrizio Copano, quien abraza a Jackson al son de un “buena, hueón”. Tras ello, Copano comenta a El Desconcierto que está contento por los resultados y que “todo indica que es una noche exitosa del Frente Amplio”.

—¿Mañana en La Terraza el pitcher de Escudo estará más helado y el churrasco palta mayo más crujiente?
—(Risas) Yo creo que La Terraza es el gran ganador de estas elecciones. De hecho, lo voy a twittear.

—¡Me vái a robar la talla! Ahora entiendo cómo hacen chistes los humoristas.
—No, po. Lo de La Terraza como gran ganador es mía, la dije yo.

Contra el oráculo de la CEP

La puerta del edificio se abre y aparecen todos los rostros del comando juntos. Al escenario se sube Arelis Uribe y aleona el grito “que se escuche, que se sienta, Bea Sánchez presidenta” justo antes de presentar a Sebastián Depolo (RD), el coordinador nacional de la campaña presidencial. Son las 22 horas.

Al contrario de las frases de la mayoría, Depolo manifiesta que tiene una sensación amarga a causa del estrecho resultado que les hizo creer en algún minuto que podían ser ellos quienes pasaran a segunda vuelta. “Eso no es responsabilidad de los que hoy día están, de los que dejaron los pies en la calle, es responsabilidad de una operación comunicacional que ocupó todos los medios para decir que no éramos competitivos y estamos casi empatados”, afirma.

[Lee también en El Desconcierto: Beatriz Sánchez con todo contra las encuestas: “Mañana mismo quiero una explicación en todos los diarios”]

/ Agencia Uno

Cuando la “derrotada” candidata está frente al micrófono, lista para comenzar su alocución, ya es vox populi que son 20 los diputados electos de este nueva fuerza política, una cifra fuera de todo pronóstico que no hace otra cosa que alegrar más la jornada.

“Estoy tan feliz, estamos muy felices”, dice Sánchez visiblemente emocionada, rodeada por rostros del FA, por sus hijos y por su marido, “el Aravena”, con quien justo hoy cumplen aniversario de bodas.

El tono del discurso tuvo harto de revanchista. Primero recalcó que la campaña “fue sumamente desigual en plata”, que “había un candidato que gastó 10 veces más que nosotros” y que “nosotros tenemos dos alcaldes, poquitos concejales y tres parlamentarios, y aun así la hicimos”. Después atacó duramente a las encuestas Cadem, Adimark y CEP -esta última daba un 8,5% para el Frente Amplio-, que auguraban que su candidatura sería un fracaso.

“Quiero mandar un mensaje bien clarito a todas las encuestas que dijeron que nosotros no existíamos. Todo ese oráculo que es la CEP, borrándonos del mapa. Si esas encuestas hubieran dicho la verdad, quizás estaríamos en segunda vuelta. Yo mañana quiero una explicación de esos que se sintieron los dueños de Chile, diciendo que nosotros estábamos fuera. Mañana quiero una explicación en todos los diarios”, interpela.

Concluido el discurso la gente comienza a irse del lugar, una periodista de TVN intenta conseguir una cuña del ahora confirmado diputado electo Gonzalo Winter -“déjenme pasar, dejen trabajar también a la prensa burguesa”, bromea-. El Desconcierto, en tanto, conversa a un costado con Soledad Ramírez, vocera nacional del movimiento Socialismo y Libertad (SOL), parte del ala más a la izquierda del Frente Amplio.

Ramírez asegura que este resultado con sabor a victoria viene a terminar con la transición a la democracia, esto gracias a la “robusta lista de parlamentarios y parlamentarias, la cual va a poder dar ruedas para los cambios que el pueblo de Chile necesita. Hoy empieza un nuevo proceso en Chile donde el Frente Amplio es protagonista”.

—¿Qué hay que hacer en segunda vuelta? ¿Apoyar a Guillier para que no gane Piñera?
—Hoy, como Frente Amplio, estamos por diferenciarnos. Será una decisión que se tomará en los espacios deliberativos de las organizaciones y en la mesa nacional del Frente Amplio. Sin embargo, estamos por seguir siendo la fuerza alternativa. Esa es nuestra cuña, y bajo esa cuña va a ser la decisión que tomemos en segunda vuelta.