Braulio Leal, jugador de San Luis de Quillota, sufrió una serie de convulsiones y molestias tras recibir un golpe en la cabeza en el partido frente a Universidad Católica y tendrá que ser sometido a una intervención cerebral.

Ante su delicado estado de salud, el cuerpo médico del conjunto quillotano decidió realizar un procedimiento que permita evitar consecuencias futuras, por lo que el futbolista no jugará el resto del Torneo de Transición y podría estar seis meses alejado de las canchas.

Tras el golpe que el jugador recibió en el partido ante la UC, Leal quedó con cuatro piezas dentales sueltas y recibió cuatro puntos en el labio. Sin embargo, desde San Luis tranquilizaron a los hinchas asegurando que “es un procedimiento, pero no es menos grave”. La operación comenzará este viernes a las 13 horas en la clínica Santa María.

Leal, de 36 años, ha experimentado cefaleas y fuertes malestares, que llevaron a los especialistas a determinar otras razones sobre su dolencia: “Presenta una malformación congénita en un vaso sanguíneo que nunca le había generado problemas”, explicaron en el club canario.

“De acuerdo a la información recibida, este cuadro tiene buen pronóstico, pero deberá mantenerse fuera de competencia hasta que esté resuelta su situación médica”, cerraron.