A través de una declaración publicada en su Facebook, Marcela Aranda, vocera en Chile del llamado “Bus de la Libertad” confirmó las informaciones respecto al cambio de sexo y nombre anunciado por su hija y acusó al Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) de utilizarlo.

“No haré ningún comentario sobre mi hijo, a quien amo con el mismo amor que Dios nos ama, con un amor que nunca deja de ser. Sin condiciones. Esto porque de ninguna manera voy a exponer a mi familia, y porque siempre voy a proteger a mi hijo, por lo que no participaré de esta maquinación que busca la destrucción íntima de una persona que no piensa como ellos”, sostuvo Aranda.

Además, la mujer que ha difundido mensajes que cuestionan a la población trans sentenció que “el uso de su persona, imagen e intimidad es una estrategia cruel e inmoral que para conseguir sus objetivos no le importa exponer y dañar la vida de mi hijo”.

“Él NO es un producto de propaganda, sus procesos, como los de cualquiera, merecen un respeto y cuidado que el MOVHIL ha vulnerado (sic)”, argumentó.

En tanto, desde el Movilh anunciaron que este martes, cerca de las 10 am, será “la primera y última vez que la joven se refiera públicamente al tema, pues por razones personales y humanas más que comprensibles así lo ha decidido”.

Por último, desde la organización enfatizaron que han brindado “total respaldo y completo reconocimiento a la joven, además de garantizarle todo el acompañamiento legal y psicológico que requiera, tal y lo hemos venido haciendo en los últimos tres meses”.