Con un 99,8% escrutado, Sebastián Piñera recogió un total de 54,5% de votos (3.790.397), mientras que Alejandro Guillier obtuvo un 45,4% (3.154.713). En total, pues, 9 puntos de diferencia que representan un total de 635.000 votos de diferencia.

datos elecciones

/ Servel

Los resultados que hoy recogió Piñera suman más de un millón de votos respecto a los que obtuvo en primera vuelta, donde se situó en primera posición con un 36,6% de los votos. Es probable que en el balotaje, Piñera haya contado con el apoyo de los votos que el pasado 19 de noviembre fueron para el entonces candidato de la extrema derecha José Antonio Kast, más de 500.000, que representaron casi un 8%.

En cambio, pese a que Alejandro Guillier logró subir 1.600.000 votos, es decir, duplicó sus votos respecto al millón y medio (22,7%) que obtuvo en primera vuelta, no pude sobrepasar al candidato de derecha. Entre los votos que llegaron a Guillier en esta ocasión podría haber parte importante del 20% de votantes que en primera vuelta apoyó a Beatriz Sánchez (1.336.824 votos) y también los casi 400.000 votos que consiguió la DC Carolina Goic. Sin embargo, le faltó quizás acumular el voto de las 320.000 personas de más que participaron en esta segunda vuelta pero no en la primera. En porcentajes, la abstención quedó en el 52% hoy, mientras que el mes pasado fue del 54%.

La elección de este domingo no siguió los patrones de la segunda vuelta electoral de 2013, cuando la participación bajó 7 puntos respecto a la primera convocatoria, quedándose sólo con un 41,9%. En aquel entonces, la diferencia que separó a la candidata de la derecha Evelyn Matthei y la de la Nueva Mayoría, Michelle Bachelet, fue de casi 24 puntos, con casi el 38% de los votos la primera y 62% la segunda, y una diferencia de un millón 300 mil votos entre ambas.

De hecho, en la jornada de este domingo, Piñera logró sumar 300.000 votos más que Bachelet en aquel entonces (3,470,055), convirtiéndose así en el tercer presidente más votado desde el retorno a la democracia. Cabe recordar que en 2013 fue la primera elección que contó con voto voluntario.  

Por regiones, el candidato oficialista perdió en todas excepto en Magallanes, donde acumuló un 56% de los votos frente al 43% de Piñera; y Aysén, donde sumó el 51% versus el 48% de la derecha.