Durante este lunes, se informó de la muerte del famoso cantante y compositor de K-Pop (pop coreano) Kim Jonghyun a los 27 años. El músico integraba el popular grupo SHINee, de un total de 5 miembros, perteneciente a la discográfica más grande de Corea del Sur.

Jonghyun fue encontrado inconsciente por la policía al interior de un departamento que había arrendado por algunas noches en Gangnam, una de las áreas más exclusivas de Seúl. Aunque fue trasladado a un hospital, falleció tras no responder a las maniobras de reanimación.

El artista falleció por intoxicación con monóxido de carbono. Aunque los policías creen que se trataría de un suicidio, ya que en el apartamento se encontró un sartén que contenía un líquido café, identificado como carbón, lo que habría provocado el envenenamiento.

Además, cerca de dos horas antes de encontrarlo en su departamento, la hermana de Jonghyun le había avisado a la policía que el joven podría estar a punto de quitarse la vida. La mujer habría recibido un mensaje de texto de su hermano, en el que éste le escribió: “Ha sido muy difícil. Déjame ir. Dime que hice todo bien. Esta es mi última despedida”, según indicaron reportes de la prensa coreana.

La compañía del grupo SM Entertainment confirmó la muerte del cantante y sentenció que “Jonghyun era el mejor artista, amaba la música más que nadie y siempre daba lo mejor de sí en sus presentaciones. Estamos desconsolados teniendo que entregar esta triste noticia a las fans que han amado a Jonghyun”.