El Congreso de Estados Unidos aprobó este miércoles la bajada masiva de impuestos promovida por el presidente, Donald Trump. La Cámara de Representantes aprobó, el martes, con 227 votos a favor -todos republicanos- y 203 en contra -de los demócratas y 12 votos conservadores- el texto que habían acordado en proceso de conciliación los republicanos de ambas cámaras. Luego, la madrugada del miércoles, el Senado dio luz verde al proyecto con 51 votos a favor -todos republicanos- y 48 en contra, todos los demócratas.

La medida concreta la mayor bajada impositiva desde la que promovió en 1986 el expresidente Ronald Reagan. “Hoy es un gran día, no solo para la Casa Blanca, no solo para el Congreso, sino también para Estados Unidos”, aseguró en rueda de prensa la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, calificó el día de “histórico” y afirmó que los republicanos están cumpliendo con su compromiso de “devolver a los estadounidenses su dinero”, ya que a su juicio, el actual código fiscal “castiga el trabajo duro”.

1. Las empresas, grandes beneficiadas

El texto recorta los impuestos a las grandes rentas y las empresas, reduciendo de forma significativa los aportes al fisco para las compañías de un 35% a un 21%, mientras que genera siete horquillas de pago fiscal para los individuos. Según el cálculo de la Oficina independiente de Presupuesto del Congreso (CBO), la reforma que impulsan los republicanos sumará 1,45 billones al déficit nacional de Estados Unidos. Aunque el proyecto de ley no deroga el impuesto al patrimonio o el impuesto mínimo alternativo para individuos, ambos objetivos a largo plazo para los republicanos, sí aumenta las cantidades de la exención, pasando de 5,5 millons a los 11,2.

Se espera que una familia con una renta de entre 40.000 y 50.000 dólares obtenga una rebaja impositiva por valor de 570 dólares, mientras que una con una renta de entre 75.000 y 100.000 dólares obtendría unos 1.300 dólares. Esto se debe a que la nueva ley reduce los trámites impositivos, el más alto pasa del 39,6% al 37%.

2. ¿Es la bajada de impuestos más grande de la historia de EE.UU.?

Hace semanas que Trump vende la reforma como la reducción de impuestos más grande de la historia del país. Sin embargo, tres de sus predecesores -John F. Kennedy, Ronald Reagan y Barack Obama- promovieron los recortes más grandes. Si la de Trump está alrededor del 1% del PIB, la de Reagan fue del 2%, la de Kennedy del 1,6% y la de Obama del 1,3%. Sin embargo, esta es la más significativa porque recorta el impuesto de sociedades del 35 al 21% a partir de 2018.

3. Reforma impopular

Varias encuestas revelan que la mayoría de los estadounidenses no avalan la medida impulsada por el mandatario. La más reciente, publicada este martes por CNN, reveló que un 55% de los ciudadanos están en contra de la reforma fiscal y un 66% creen que beneficiará más a los ricos que a las clases medias.

4. Impuestos más altos en 2027

Las empresas mantendrán su rebaja fiscal, pero la mayoría de los ciudadanos pagarán más impuestos el 2027. Los republicanos creen que conseguirán hacer permanentes los recortes antes de este año.

5. La primera victoria legislativa de Trump

La aprobación de la reforma fiscal supone el primer éxito legislativo de Trump, que lleva meses presionando a los congresistas republicanos tras varios sonados fracasos, como la derogación fallida de Obamacare.