La visita realizada el pasado martes por Ricardo Lagos a Sebastián Piñera desató la molestia de los parlamentarios del Partido Comunista, quienes cuestionaron al ex presidente por no mostrar un apoyo decidido hacia Alejandro Guillier durante la campaña.

Al respecto, Daniel Núñez enfatizó que “me hubiese gustado ver el entusiasmo que tuvo Ricardo Lagos por ir a ver a Piñera antes también, en otros momentos de apoyo de la campaña de Alejandro Guillier”. Además, Lautaro Carmona agregó que “no existe una conducta de buenos modales sin que detrás de eso haya una manifestación política: el no gesto (hacia Guillier) y el gesto (hacia Piñera) constituyen una posición”.

Una de las más críticas con el ex Mandatario fue la diputada Karol Cariola, quien recordó que su único gesto hacia el candidato de la Fuerza de la Mayoría fue difundir un video el 19 de noviembre, luego de que el periodista pasara a la segunda vuelta. No hubo más señales de apoyo.

Cariola manifestó que “un video no es lo mismo que hacer una reunión, ir a tomar desayuno a la casa… Es evidente que la dimensión de lo que él (Lagos) hace con Piñera es bien distinto al rol que quiso jugar en su momento en la candidatura de Guillier”.

Además, recordó que “Ricardo Lagos hoy día representa la posición de aquellos sectores que nunca quisieron llevar adelante procesos de modernización profundos, y que más bien en el camino se opusieron a ellos”. Del mismo modo, sentenció que “me parece que algunos sectores de ellos se sienten más cómodos con una Presidencia de Piñera” y descartó sorpresa por el “gesto cariñoso y entregado que ha hecho Ricardo Lagos a Sebastián Piñera”.

Por su parte, el ex Presidente señaló que fue Piñera quien lo invitó “a un encuentro en el que tuvimos una conversación distendida sobre distintos temas de interés nacional”.