Carolina Oyarzún (17) egresó de su colegio con promedio de 6,9 y en entrevista con La Tercera, aseguró que su sueño desde siempre ha sido estudiar Medicina. “Aún no decido dónde quiero estudiar, pero probablemente sea en Santiago, porque allá están las mejores universidades”, dijo la joven, doble puntaje nacional en la PSU de Lenguaje y Ciencias.

“Al principio, cuando me llamaron dije ‘me están tomando el pelo’. Empecé a pedir que verificaran el resultado y recién ayer (domingo) lo asimilé”, agregó la joven.

Eso sí, Carolina lamentó no lograr calificar para la gratuidad universitaria, que este año llegó a 246 mil jóvenes, parte de las familias del 60% de menores ingresos. “Siento que debería ser para todos”, dijo la doble puntaje nacional, quien tendrá que acceder a becas de excelencia académica para costear sus estudios en Medicina.

De los más de 295 mil jóvenes que rindieron este año la Prueba de Selección Universitaria (PSU), los puntajes nacionales llegaron a 151.