Avelino Guillén, ex fiscal, fue quien acusó e impulsó el juicio que terminó en una ejemplificadora condena contra el ex presidente peruano Alberto Fujimori. La misma que la noche de Navidad quedó en nada, después de que el actual mandatario, Pedro Pablo Kuczynski, decidiera entregarle un indulto presidencial.

Pero para el ex fiscal, quien fue entrevistado por el medio peruano Ojo Público, la decisión de PPK corresponde a una burla al Reglamento de la Comisión de Gracias Presidenciales, por lo que, según él, podría ser revertido por el Tribunal Constitucional.

Este organismo ya dictó jurisprudencia al respecto de indultos, pues en el año 2011 revocó el beneficio a Francisco Crousillat por irregulares en el informe médico. “Se decía que Crousillat estaba grave, con dolencias cardiacas, pero luego salieron imágenes que desmentían categóricamente ello. El Tribunal Constitucional decidió anular todo y podría suceder lo mismo en este caso. Y eso no exonera que (paralelamente) la Corte Interamericana de Derechos Humanos pueda pronunciarse”, aseguró el ex fiscal.

En el mencionado fallo, el TC peruano aseguró que “el ejercicio de la potestad discrecional del indulto está sujeta al marco constitucional y, como tal, debe respetar sus límites”.

Alberto Fujimori junto a su hijo al enterarse del indulto

Avelino Guillén cuestiona que, por ejemplo, la Junta Médica que evaluó -y recomendó el indulto- estaba compuesta por Juan Postigo, quien es médico de cabecera del propio Fujimori desde 1997. 

A esto se suma la opinión del oncólogo Elmer Huerta, quien dijo al medio RPP que “el señor Alberto Fujimori tiene una serie de enfermedades crónicas que la tienen muchísimos ancianos y ancianas en el Perú, ninguna de las cuales amenaza su vida, y la junta lo reconoce al decir que él es no terminal”.

Según revela el medio peruano, la solicitud de indulto para Fujimori ingresó al Ministerio de Justicia el lunes 11 de diciembre. Un día después, el médico Juan Postigo se sumó a la Junta Médica. El 17, la comisión evaluó al ex mandatario y recomendó el indulto. Cuatro días después, el 21, la ministra Mercedes Aráoz negó a la prensa que una solicitud de indulto haya ingresado para la evaluación de PPK, descartando una negociación con el fujimorismo en medio del debate de la vacancia que se daba en el Congreso. Ese mismo día, diez votos fujimoristas, liderados por el hijo menor del ex dictador, Kenji Fujimori, salvaron a PPK de perder la presidencia.

Tres días después, la noche del 24 de diciembre, Pedro Pablo Kuczynski indultó a Fujimori.