En una decisión sorpresiva -debido a lo contunden que fueron los argumentos de los jueces del Tribunal Oral en lo Penal de Temuco- la Corte de Apelaciones acaba de recoger el recurso de nulidad que presentaron las defensas de la familia Luchsinger Mackay.

Con esto, se anula la sentencia que absolvió a los 11 comuneros mapuche que enfrentaron el juicio por la muerte del matrimonio en octubre pasado.

“Es una resolución que nos satisface, pensamos que en el juicio se cometieron una serie de infracciones y que dan mérito al recurso interpuesto”, opinó a la salida de la sala Carlos Tenorio, abogado de la familia.

El mismo defensor fue encarado por la machi Francisca Linconao, quien le dijo directamente: “Cuánto pagaste, esto no es un juego”.

Ahora se realizará un nuevo juicio oral contra los 11 acusados.

En octubre pasado, en un fallo unánime, el Tribunal de Temuco consideró que ninguna de las pruebas presentadas por la Fiscalía comprobaban la participación de los imputados en la muerte de los Luchsinger, ocurrida en enero de 2013.

De hecho, el fallo es categórico en criticar la pobre calidad de la prueba presentada, basada sobretodo en el testimonio de dos oficiales PDI que funcionaron de testigos de oídas del imputado José Peralino, quien según ellos y los fiscales reconoció la participación del grupo en el crimen.

El principal problema es que de ese testimonio no hay registro alguno y en la única instancia procesal donde habló Peralino, en el control de detención, acusó presiones y torturas por parte de los funcionarios de la PDI.

Para conocer el detalle del caso Luchsinger Mackay, recomendamos el reportaje de El Desconcierto:

Historia de un fracaso: Así fue cómo la Fiscalía imputó a 11 inocentes la muerte de los Luchsinger Mackay