La machi Francisca Linconao reaccionó con molestia ante la decisión de la Corte de Apelaciones de anular la sentencia que la absolvió a ella y a otros 10 comuneros imputados en el caso Luchsinger Mackay.

“Los mapuche no tenemos justicia, solo los ricos la tienen porque nos compran los jueces”, fue la definición enfática de la machi a la salida de la audiencia.

La comunera también admitió que “no me esperaba nada de esto, me siento muy mal”. Durante el juicio, fue indicada como una de las responsables del ataque incendiario que terminó con la vida de Werner Luchsinger y Vivian Mackay en 2013.

Como en tantas otras ocasiones, la autoridad ancestral del pueblo mapuche cuestionó la “injusticia” que ha rodeado el caso y recalcó que “soy completamente inocente”.

Durante la mañana de este viernes, el tribunal acogió el recurso de nulidad presentado por las familias de las víctimas, además del Gobierno y el Ministerio Público, sobre la posibilidad de realizar un nuevo juicio oral.

Esta resolución anula completamente la decisión tomada por el Tribunal Oral en lo Penal de Temuco durante el pasado 25 de octubre, cuando se acordó que todos los imputados fueran absueltos tras no comprobarse su participación en el ataque. El nuevo proceso judicial podría iniciarse en febrero o marzo del próximo año.