Más de 15 mil personas se congregaron en el centro de Lima este jueves para protestar contra el indulto que el mandatario Pedro Pablo Kuczynski concedió el pasado 24 de diciembre al ex dictador Alberto Fujimori.

Encabezados por los familiares de las víctimas de las matanzas de Barrios Altos y La Cantuta, cometidas durante el gobierno de Fujimori por un destacamento del Ejército, la marcha -que se autorizó con un recorrido más corto del que inicialmente estaba previsto- terminó con enfrentamientos entre policías y los estudiantes universitarios y varios detenidos. Luego de casi cinco horas de movilización, con gritos de “Fujimori: ladrón y asesino” y “Fuera, fuera, PPK”, los participantes aún continuaban en una concentración frente a Palacio de Justicia.

En medio de la ola de protestas que sacuden al país por estos días, el presidente anunció que está preparando con la primera ministra Mercedes Aráoz un “gabinete de reconciliación”, y los congresistas puente entre el oficialismo y el fujimorismo lanzan nombres de líderes de Fuerza Popular que se sumarían al Ejecutivo para seguir concretando la nueva alianza política.

Kuczynski y Keiko, interrogados

El fiscal Hamilton Castro, jefe del equipo especial de investigación para el caso Lava Jato, interrogó este jueves durante cuatro horas al presidente Kuczynski acerca de su participación en las empresas Westfield Capital y First Capital, con sede en Estados Unidos, a las que la constructora brasileña Odebrecht contrató entre los años 2004 y 2013 para servicios de asesoría. A la misma hora, Keiko Fujimori, la presidenta del partido Fuerza Popular respondía acerca del lavado de activos por los supuestos aportes que recibió de Odebrecht en la campaña electoral de 2011 y otros fondos supuestamente recaudados mediante “rifas y cocteles” ese mismo año y en 2006.

Kuczynski fue ministro de Economía del Gobierno de Alejandro Toledo entre 2004 y 2005, y luego primer ministro hasta julio de 2006. En ese período, la empresa Odebrecht se hizo de la concesión para construir la carretera Interoceánica Sur, una obra que terminó de construirse luego de sobrevaloración y cuestionamientos técnicos de la Contraloría.

Por su parte, la hija del ex dictador respondió por primera vez a las autoridades sobre la anotación del ex presidente ejecutivo de Odebrecht, Marcelo Odebrecht, en su móvil: “Aumentar Keiko para 500 e eu fazer visita” (Aumentar 500 a Keiko y la visitaré).