El volante de Unión Española Pablo Aránguiz, de gran rendimiento durante el Torneo de Transición, protagonizó un confuso incidente con Carabineros durante la madrugada de este viernes, resultando detenido en la comuna de Huechuraba.

El jugador de 20 años habría lanzado piedras contra un vehículo de los uniformados, mientras los efectivos desarrollaban un procedimiento policial.

Aránguiz se encontraba al interior de una cancha de baby fútbol, en la calle Poeta, junto a un grupo de 15 personas que bebían alcohol. Entonces se produjo el enfrentamiento con la policía, que descendió al lugar y detuvo a tres personas. Entre ellas, al jugador del club hispano.

Según informaciones preliminares, el futbolista no se encontraba bajo los efectos del alcohol cuando se registró la agresión contra Carabineros. Sin embargo, pasará a control de detención por daño fiscal, tras los daños en el espejo retrovisor de la patrulla. Ningún uniformado resultó lesionado.