El puertorriqueño Residente fue el encargado de abrir una nueva edición del Festival del Huaso de Olmué. El ex Calle 13 tuvo una presentación marcada por los éxitos que han marcado su carrera con la anterior agrupación y también tuvo tiempo para mostrar su nuevo trabajo como solista.

El músico decidió destinar minutos de su espectáculo para invitar a un grupo de activistas y miembros de pueblos indígenas que se han organizado contra el proyecto de la Termoeléctrica Los Rulos. Antes, contó una anécdota de su paso por el Festival de Viña del Mar en 2011: “Me puse ‘Fuerza Mapuche’ en la espalda y me ocasionó problemas”.

Un dirigente local y tres mujeres representantes de los pueblos diaguita, mapuche y aymara subieron a explicar el conflicto medioambiental: “Olmué también es parte de la reserva ecológica y hoy día está siendo amenazada por dos proyectos energéticos altamente contaminantes”, explicaron los activistas, en alusión a la Carretera Eléctrica Cardones Polpaico y la Termoeléctrica Los Rulos.

“A todos, hermanos, hermanas. Qué hermosa diversidad que son todos juntos, nos necesitamos. Tenemos que avanzar para construir ese buen vivir. Hoy el aire que respiran, el suelo que pisan, es un territorio sagrado. Es la reserva de la biósfera de la Campana, es un territorio sagrado. La intromisión de la termoeléctrica Los Rulos precisamente va a afectar este territorio sagrado (…) no lo vamos a permitir“, argumentó una de las mujeres activistas.

Las activistas recordaron que el proyecto violenta el Convenio 169, al omitir la consulta indígena y sumaron al público a gritar “No a la termo”.

Por su parte, Residente retomó las palabras para terminar su presentación con el tema “Latinoamérica”.