El vocero de los Laicos de Osorno, Mario Vargas, aseguró que el obispo Juan Barros se estaría despidiendo de la ciudad, luego de que el Papa Francisco ordenara una investigación para aclarar las acusaciones de encubrimiento que llenaron de críticas su visita por Chile.

“Yo creo que ayer fue la despedida de Barros de la ciudad de Osorno. Ya no lo vimos durante la tarde (…) Y el escueto mensaje que dio desde su oficina indica que Barros se está despidiendo de la diócesis de Osorno“, anunció Vargas en entrevista con T13.

El sumo pontífice anunció que viajará al país el arzobispo de Malta, Charles J. Scicluna, quien se dispondrá a escuchar los testimonios de quienes acusan al obispo de encubrir los abusos sexuales de Fernando Karadima.

Al respecto, el vocero de los Laicos de Osorno manifestó que “nos parece que el hombre indicado para venir a Chile es Scicluna, no hay ningún otro. Por tanto, tenemos mucha confianza de recabar información, evidencias y pruebas”.

Además, Vargas aseguró que luego del paso del Papa por el país, donde le manifestó su respaldo a Barros y aseguró que las acusaciones en su contra eran “calumnias”, el religioso llegó con una nueva actitud a Osorno.

“Llegó empoderado. Lo notamos porque él abiertamente que tiene una oposición firme en Osorno, hizo misas en la Catedral y ya prontamente tiene un calendario de actividades en confirmaciones que va a realizar allá”, explicó.

No obstante, el escenario sería distinto tras el anuncio de la Santa Sede: “Se le quita el piso a Barros. Vienen a buscar evidencias y las van a encontrar en Chile con las víctimas de Karadima que se deben estar preparando para entregar todo lo que tienen”.