El medio digital estadounidense Americas Quarterly publicó un artículo donde destaca que la historia de los líderes del movimiento estudiantil chileno podría llegar a repetirse en Estados Unidos con las protestas de estudiantes por los tiroteos masivos de los últimos años.

“Lo que pasó en Chile en 2006 con los estudiantes puede ser una situación parecida a la que se está viviendo en EEUU con los tiroteos masivos debido a que los estudiantes se han manifestado pidiendo acción por parte del congreso”, sostiene la publicación.

“Su movilización está activando un movimiento que demanda mayores restricciones para los dueños de armas y que los políticos quiebren con el lobby de las empresas de armas. Ya se está planeando una marcha nacional el 24 de marzo”, agrega.

“El escenario del activismo juvenil se parece a lo que ocurrió en Chile donde en mayo de 2006 los estudiantes hicieron un paro nacional para pedir cambios a un sistema educativo desigual que fue modelado con las políticas de la dictadura. A pesar de que el contexto es distinto, esto muestra que cuando el futuro de la gente joven está en riesgo, ellos no estarán tranquilos hasta que el sistema cambie”, argumentan.

La publicación destaca que el movimiento estudiantil llegó a influir en la elección presidencial del año 2013 donde el debate giró en torno a la educación. Además de esto, enfatizan en que durante la administración de Bachelet se incrementó el acceso de manera considerable para los estudiantes de bajos recursos.

“Pero quizás el legado más permanente del movimiento estudiantil en Chile fue lograr un cambio en la comprensión de la influencia de los jóvenes en un sistema político dominado por políticos veteranos. El cambio se hizo cuando cuatro líderes del joven movimiento, Camila Vallejo, Gabriel Boric, Giorgio Jackson y Karol Cariola fueron elegidos en el Congreso. Incluso Boric y Jackson formaron el Frente Amplio que se convirtió en la tercera fuerza política a nivel nacional“, relataron.

Para cerrar, realizan un análisis de la situación en Estados Unidos. “Los estudiantes de secundaria y universitarios de hoy son quizás los más tecnológicamente conectados y los más diversos en la historia y han crecido viendo a muchos de sus líderes reaccionar ante masacres sin sentido con un encogimiento de hombros. Si alguna generación está lista para reescribir el guión político de su país, es esta”, concluyen.