El regreso a clases de miles de estudiantes del país fue acompañado por el anuncio de la Junaeb sobre el fin del pase escolar temporal en caso de robo o pérdida, quedando asignada la entrega de éste sólo en caso de que la tarjeta experimente fallas.

Cabe recordar que el pase temporal anteriormente se entregaba a los estudiantes mientras demoraba la reposición de su TNE y permitía que éstos siguiesen pagando tarifa escolar. Este tarjeta provisoria se entregaba solamente en la Región Metropolitana, en consideración de los servicios de Metro y Transantiago.

A partir de ahora, los estudiantes que extravíen o sean victimas del hurto de su pase deberán pagar la tarifa de adulto ($660 a $760) en el transporte público mientras dure la reposición de la TNE. En ese sentido, desde la Junaeb han informado que trabajan en la optimización de los procesos de confección y gestión del pase escolar, lo que disminuiría los tiempos de fabricación de las tarjetas.

Desde la Junaeb explicaron que ya no se entregará el pase en estos casos puesto que “se constataron en muchas oportunidades el mal uso del pase temporal, donde terceros, sin ser estudiantes hacían uso de este beneficio”.

Esta medida responde a la nueva Ley de Evasión y se implementa en vista de que el pase temporal se convirtió en muchos casos en una herramienta para que personas que no son el estudiante beneficiado pudiesen pagar una menor tarifa, considerando que la tarjeta no cuenta con la identificación del portador.