Dos alumnos del Instituto Alonso de Ercilla revelaron crudos episodios de abuso sexual que vivieron dentro del recinto educativo por parte de la congregación de Hermanos Maristas.

Jaime Concha y Jorge Franco se acercaron a contar estos hechos al enviado especial del Papa Francisco, Charles Scicluna, quien investigó las denuncias de encubrimiento de abusos por parte del obispo de Osorno, Juan Barros.

En una entrevista con ADN, los hombres dieron a conocer los ataques que sufrieron cuando tenían 10 y 16 años.

Jorge Franco estaba en segundo medio cuando fue abusado por el sacerdote capuchino Sergio Uribe, quien se desempeñaba como capellán del colegio.

“Aprovechándose de un problema que yo tenía con mi papá, me llevó a su dormitorio para supuestamente ayudarme y ahí me obligó a practicarle sexo oral. Él me hizo sentir que el pecador era yo”, sostuvo Franco.

Por su parte, Jaime Concha, tenía 10 años cuando fue abusado por el hermano marista José Monasterio. Sin embargo, esa no fue la única vez que fue víctima de ataques sexuales debido a que también fue abusado por el hermano Abel Pérez.

Junto con esto, ambos denunciaron que el actual rector del colegio Alonso de Ercilla, Jesús Pérez, fue un “facilitador” de niños y jóvenes para los sacerdotes diocesanos que visitaban el recinto educativo. También afirmaron haber sido testigos de abusos sexuales perpetrados por los sacerdotes Miguel Ortega, Cristián Precht y Alfonso Soisa-Piñeyro.