Un robot de inteligencia artificial debutó en la atención médica de pacientes en un centro asistencial de la provincia china de Anhui. La máquina, llamada “Doctor Asistente AI”, es capaz de recordar diagnósticos y recetas de otros médicos para atender a personas.

Fue desarrollado por la firma china iFlytek y está por ahora en un régimen de médico practicante en el centro médico Shuanggang, de la ciudad de Hefei.

Con aspecto humano y grandes ojos azules, el robot médico intenta simular el aspecto humano y utiliza sus datos de diagnósticos y recetas de otros médicos que trabajan en el centro para tratar a sus pacientes, basándose en experiencias pasadas.

Durante el año pasado, Doctor Asistente AI logró fama mundial al convertirse en la primera máquina de inteligencia artificial en superar los exámenes para obtener la licenciatura que le permite trabajar como doctor.

Sin embargo, aún debe depender de un médico humano que tendrá que confirmar si sus diagnósticos y recetas son los correctos. Su debut posiciona a China como uno de los países líderes en robótica e inteligencia artificial en el mundo: también han logrado incluir a sus robots en otras áreas, como la redacción de noticias, la composición de poemas e incluso el cuidado de personas, tanto niños pequeños como adultos mayores.