Se mantuvo en entredicho hasta el último minuto, con el temor de que al momento de la votación hubiesen más descolgados de los que se esperaba.

Finalmente, no fue así y la futura oposición logró anotar su primer gran acuerdo el mismo día de asunción de Sebastián Piñera a La Moneda, tras lograr instalar a sus nombres en las presidencias de la Cámara de Diputados y del Senado. Maya Fernández y Carlos Montes -ambos del Partido Socialista- asumieron sus respectivos cargos y liderarán la ceremonia de cambio de mando en unos minutos más, cuando Piñera asuma oficialmente como Presidente de la República.

El acuerdo se logró gracias a las votaciones de todo el espectro de la oposición. Es decir, desde la Democracia Cristiana hasta el Frente Amplio.

Montes se impuso al senador UDI Víctor Pérez con 24 votos contra 19, mientras que Fernández lo hizo contra su par de RN, la diputada Paulina Nuñez. La nieta de Salvador Allende logró 79 votos, solo uno más de la mayoría simple necesaria, fijada en 78. Esto significa que hubieron cuatro diputados de la oposición que se restaron del acuerdo de sus partidos.