A pocos días de haber recibido el premio Oscar a “Mejor película de Habla No Inglesa” con la producción nacional que dirigió “Una Mujer Fantástica”, Sebastián Lelio contó cómo vivió su pasada por el evento más importante de la cinematografía mundial.

De cómo lo instruyeron para recibir el premio en caso de ganar, los famosos actores y directores que logró tener cerca y las emociones que lo invadieron cuando debió dar su discurso de agradecimiento habló el cineasta. De todo eso habló con revista Sábado.

Era un trabajo colectivo de tanto tiempo, y la película es ensayo y éxito de las anteriores, de la productora Fábula, de Juan como productor, que es una pieza fundamental de lo que es el cine chileno contemporáneo; de Pablo, que es un pilar, un referente, uno de los directores más importantes de Latinoamérica hoy”, declaró el director.

Luego de que la película de Lelio ganara el Oscar comenzaron a circular comentarios en redes sociales que el premio se lo había llevado un argentino. Estos comentarios al realizador le parecen ridículos, ya que si bien nació en Mendoza, sólo vivió ahí por dos años. 

El cineasta se vino a vivir a Chile el 1986 y cuando creció decidió cambiarse el apellido al de su “segundo papá”, como el lo define. En ese momento pasó a llamarse Sebastián Campos, para más tarde conocer a su padre biológico a los 27 años. Luego del reencuentro, volvió a apellidarse Lelio.

En ese sentido, también soy trans porque cuando chico cambié el apellido de Lelio a Campos, y más tarde volví a cambiarlo, recuperé el primero. Para mi fue una cosa importante que hacer, porque sentía que había algo desfasado”, contó el cineasta.

Igualmente, Lelio cuenta que su padre biológico, apareció en su segunda película titulada “Navidad” en una escena grabada en Argentina. “Me pareció que era psicomágico hacerlo, que estuviera en la película”, comentó.

Cabe destacar que el realizador tiene dos obras próximas a estrenarse, la primera es “Desobedience” que podrá verse desde el 27 de abril e igualmente el remake de “Gloria” con Juliane Moore que verá la luz a fin de año.