Un sorpresivo hallazgo sobre el medicamento homeopático Oscillococcium, utilizado para aliviar los dolores de cabeza, la gripe y la congestión nasal, terminó por destruir su fama. 

Tras un análisis de Alexandra Furtos, de la Universidad de Montreal, se determinó que la base del remedio está compuesta solo de sacarosa y lactosa. Según la investigadora, “observamos bien y con dos métodos diferentes, pero con los dispositivos que tenemos a nuestra disposición, no pudimos resaltar nada más que las dos moléculas”, lo que en palabras simples corresponde a azúcar y leche.

La curiosidad de dos personas que se acercaron a comprar el medicamento en una farmacia en Quebec logró despertar un estudio acerca de la composición de la medicina homeopática.

“Cuando comencé a tener congestión en los oídos y en la nariz, probé el Oscillococcium, antes de confiar en los antibióticos”, contó Gaétane Morin, uno de los enfermos, quien aseguró que después de consumir el remedio no sintió ningún efecto o alivio en su cuerpo.

Otra paciente afectada, Mireille Noël, señaló haber vivido una experiencia parecida: “Lo intenté tres veces. La primera vez, pensé que tal vez no lo había tomado de forma correcta, tal vez realmente no tenía síntomas de gripe, pero no funcionó”.

Junto a otras 1.575 personas en Canadá, decidieron presentar una acción colectiva contra el Oscillococcium, de la compañía Boiron. No es la primera vez que la empresa enfrenta una acusación de este tipo: hace unos años, dos consumidores también los demandaron en Estados Unidos y finalmente alcanzaron un acuerdo amistoso por US$5 millones.

Aunque la empresa a cargo del medicamento asegura que su uso reduce los síntomas de la gripe, los especialistas apuntaron que el resultado de su consumo sería un efecto placebo.