El aumento del parque automotor en Chile, que creció entre 2010 y 2017 en cerca de 1,7 millones de unidades, bordeando actualmente cerca de cinco millones de vehículos, y el incremento, en ese mismo período, de los peajes, son los dos principales factores que han permitido que durante esta década las concesiones viales urbanas y las que conectan a Santiago con otras regiones cercanas registren importantes alzas en sus utilidades e ingresos.

Las mayores ganancias son para las autopistas urbanas, que entre 2010 y el año pasado registraron un incremento de 507%, sumando $187.696 millones al cierre del ejercicio pasado. En idéntico lapso, los ingresos de Costanera Norte, Autopista Central, Vespucio Sur, Vespucio Norte, Autopista Nororiente y Túnel San Cristóbal.

Vespucio Sur -del Grupo Costanera, ligado a la italiana Atlantia y a la canadiense CPP Investment Board- es la que más elevó sus beneficios en lo que va de esta década, con un avance de 542%.

Sin embargo, las ganancias más altas en el caso de las rutas urbanas las encabeza Costanera Norte -también del Grupo Costanera-, que el año pasado totalizó utilidades por $67.619 millones, las que fueron 122% superiores a las de 2010.

La Autopista Central -controlada por Abertis-, el año pasado totalizó ventas por $165.542 millones, cerca del 38% de la facturación de las urbanas. Sus ganancias llegaron en el ejercicio pasado a $53.432 millones, que refleja un salto de 475% si se comparan con las de inicios de esta década.

Las autopistas interurbanas que conectan a Santiago con otras regiones subieron sus utilidades en 10,4% entre 2010 y 2017, completando $104.069 millones al cierre de diciembre pasado. En tanto, sus ingresos se elevaron 20,6%, a $211.377 millones, en el mismo periodo de tiempo.

La Ruta 68, que une Santiago y Valparaíso -ligada a Abertis-, exhibe el mayor aumento de este grupo, con un avance de 158% en los últimos siete años, totalizando $33.600 millones a diciembre pasado.

Finalmente, la Ruta 78, que une Santiago con San Antonio, muestra un importante avance de 103% en sus ganancias durante esta década, las que finalizaron el año pasado en $13.290 millones.