La Corte de Apelaciones de Santiago se pronunció este miércoles respecto al recurso de protección presentado por el ex director del Instituto Nacional de Derechos Humanos, Branislav Marelic, tras su polémica salida del cargo el pasado 15 de enero.

Marelic denunció que se trataba de un hecho “inconstitucional” y relató que en una sesión ordinaria –en que se abordaría la aprobación de un informe sobre las graves anomalías detectadas en distintos centros del Sename– uno de los consejos le pidió que renunciara o que sería restituido.

Tras una votación, Marelic fue destituido del cargo, lo que motivó que el ex director recurriera a la justicia para que ordenara al INDH que lo restituyera en el cargo y se condenara en costas a quienes respaldaron su salida.

Finalmente la Corte de Apelaciones resolvió que “se acoge con costas el recurso de protección interpuesto por sí a fojas 1, en favor del abogado Branislav Marelic Rokov, sólo en cuanto se deja sin efecto el acto administrativo, del que da cuenta el Acta N° 405, de fecha 15 de enero de 2018”.

En este sentido, determinó que dicho acto administrativo es “ilegal y arbitrario, debiéndose dejar sin efecto todo acto posterior que suponga, por su través, la validez del acto de remoción del recurrente, como quiera que se llevó a cabo a sus respectos contrariando la Constitución, la Ley y su Reglamento; e, incluso, sus propios estatutos, así como los diversos Tratados Internacionales suscritos por Chile y que regulan la materia”.

“Le corresponde al Consejo del INDH remover al director/a por resolución fundada, desde luego. Ello, sólo es posible, de manera natural y obvia, a través de una investigación previa que asegure el derecho de defensa del removido que, en el caso sub-lite, no se cumplió en ningún momento o circunstancias”, reza la resolución de la Corte.