Mariana Francisca Loyola Ruz (42) estudió Teatro en la Universidad Católica y desde su egreso en 1996 no ha dejado de hacer carrera en el cine, teatro y televisión. Por estos días forma parte del elenco de tres producciones que se transmiten en tres canales nacionales distintos: “Bichos raros” en TVN, “Si yo fuera rico” en Mega y la recién finalizada “Mary & Mike” en Chilevisión.

Con recordados personajes en históricas teleseries como Topacio en “Amores de Mercado”, Soraya en “Machos” o Micaela en “Manuel Rodríguez”, la actriz se ha instalado como artista con opinión. Hoy, de mano de una producción que recoge el contexto de la dictadura y los peligros de esa época, reivindica el rol de las figuras públicas como “removedores de conciencia” que deben pronunciarse sobre los “derechos civiles” de las personas.

En “Mary & Mike”, Loyola interpretó a la protagonista de la producción: Mariana Callejas, una mujer que fue agente de la DINA y realizó varios atentados terroristas a partidarios de Salvador Allende durante los inicios de la dictadura.

—Callejas estuvo muy vinculada al mundo de la cultura, fue parte de un club socialista en Israel y transitó además desde el comunismo hasta el fascismo de la dictadura chilena. ¿Cómo fue para ti interpretarla con todas sus complejidades?
—Revisé todo lo que pude de ella, entrevistas, documentales. Leí sus cuentos, su autobiografía. Con toda esa cantidad de información te vas armando cierta idea. Efectivamente es una mujer con una vida super esquizofrénica, muy distinta. Pasó de haber estado en el Partido Comunista en Estados Unidos a haber pertenecido a la DINA en Chile. Tenía ínfulas de escritora, ínfulas de intelectual, de élite. Armarse esa estructura en la cabeza fue súper complejo, me requirió mucho tiempo de estudio. Una vez que uno llega a las reuniones, el trabajo tiende a ser más colectivo, empieza a meterse la mano del director que encamina tu actuación. Todo te ayuda a armar ese personaje que es la Mery, que no es Mariana Callejas en particular, que está inspirado en ella. Además, yo vengo a contar una historia que está escrita en un guión. Efectivamente fue un trabajo complejo, pero súper interesante.

FOTO:FRANCISCO FLORES SEGUEL/AGENCIAUNO

Una actriz opinante

La interprete de “Mary” ha sido siempre una mujer crítica. Varias veces ha aprovechado sus tribunas públicas para lanzar mensajes sociales en televisión o redes sociales. Este año en la entrega de los Premios Caleuche llamó a las mujeres a preocuparse del nombramiento de Isabel Plá como ministra de la Mujer y sus dichos contra el aborto.

En el actual momento político, con la derecha en el poder, la actriz sostiene que “los artistas deben ser opinantes, ser removedores de conciencia y movilizadores de masas. Independiente de si el gobierno es de derecha o de izquierda, me parece que es súper importante que la gente que está relacionada al arte se exprese, porque te guste o no, uno es una persona pública y la gente te sigue”.

“En temas de derechos civiles yo siempre voy a estar levantando la voz y ahora hay un gobierno de derecha que no lleva ni un mes y ya ha dado marcha atrás a proyectos de libertades civiles que eran, para mí y para mucha gente, fundamentales. Si eso va a implicar que estemos en la calle o dando la cara, así va a ser”, agregó.

En diciembre de 2017, Loyola declaró a El Dínamo que era “de las que cree que el pinochetismo debería ser penado por ley como el nazismo”, comentario que despertó bastante apoyo dentro de sus seguidores y adherentes. Hoy, en un contexto donde personajes como el ex diputado José Antonio Kast esparcen discursos de odio públicamente, la actriz cree que es tiempo de tomar medidas.

—¿Qué crees que se debe hacer con el discurso de Kast?
—No sólo con los discursos de él. Yo creo que cualquier persona que ensalce el pinochetismo, el genocidio y que desconozca la matanza masiva de chilenos y chilenas debiese ser penada por ley, tal como se hace con el nazismo en Alemania. No creo que haya otra salida u otra manera de sanarse. Es imposible que un país se sane si no hay memoria, si no hay justicia, si no hay verdad. Cuando hay tipos como Kast que empiezan a gritar a todas voces discursos anti homosexuales, anti aborto, anti niños trans, anti mujeres, un tipo abiertamente pinochetista, me parece que sí debería ser penado. No me parece lógico que haya gente que en sus redes sociales tenga una bandera de Patria y Libertad o una foto de Pinochet. Me parece que no da lugar.

La actriz critica además que muchas veces se apela a “la teoría del empate”. “Dicen que, si el pinochetismo debiese ser penado, también el comunismo. Yo no soy comunista, pero hasta donde yo sé, el comunismo no ha matado una sola persona en Chile. No ha tenido ningún gobierno, ni mucho menos ha tenido gobiernos genocidas ni asesinatos en masa, como sí lo hubo en la dictadura”, sostiene.

Artista y feminista

En la teleserie vespertina de Mega, “Si yo fuera rico”, la actriz interpreta a Julia Molina, una mujer casada con dos hijos que toda su vida se ha dedicado a ser dueña de casa. En la producción comparte set con Jorge Zabaleta, quien interpreta a su esposo Nelson Peña, quien en varios capítulos ha protagonizado escenas con tintes muy machistas.

—Sobre tu personaje Julia, ¿la definirías como una persona sumisa o empoderada?
—Yo creo que Julia es una mujer más sumisa que empoderada, que está empezando a empoderarse. No sé si sumisa, pero sí ha vivido en un mundo súper machista. Se casó a los 20 años, se ha dedicado toda su vida a su familia, ha sido dueña de casa y ahora está descubriendo que ella sí es capaz de hacer un montón de cosas. En ese sentido me parece un personaje muy bonito, porque está envalentonándose, descubriendo el feminismo, descubriendo que no depende sólo de su marido y que quiere ser un orgullo para sus hijos. Creo que es bonito como ella se irá emancipando, no sólo de su marido, sino de lo que ella sabe, de lo que le enseñaron a hacer.

—¿Cómo ha recibido la gente al personaje?
—Ha sido súper bueno el recibimiento. Le dicen “dale Julia”, puro ánimo. Este personaje ha sido muy bien recibido. Hay mucha gente que se siente interpretada. Es súper querendona. Es amorosa, una persona buena.

En enero de 2018 la actriz Ximena Rivas, quien en ese momento formaba parte del elenco de “Perdona Nuestros Pecados”, teleserie nocturna de Mega, denunció las grandes diferencias de sueldo entre hombres y mujeres en el mundo de la actuación. Anteriormente, Loyola ha respaldado a la interprete respecto a este tema.

¿Existen diferencias injustificadas en las remuneraciones de Jorge Zabaleta y tú?
—No tengo idea. Los sueldos yo no los sé. Se habla, pero la gente no dice mucho. Sí se sabe que los hombres protagónicos ganan tres veces más de lo que gana una mujer, eso es verdad.

Tras las numerosas denuncias de acoso y abuso al productor hollywoodense Harvey Weinstein, en el plano internacional comenzó a hacerse popular el movimiento #MeToo que trajo consigo cientos de acusaciones de violencia de género a decenas de influyentes personajes del mundo del arte. Si bien Loyola no ha vivido estas situaciones en sus experiencias laborales, sí se ha visto enfrentada al machismo fuera de este plano.

—A propósito de este movimiento, ¿cómo es el panorama en las producciones chilenas?
—En producciones no. Salvo las diferencias que se respiran del machismo en este país y el mundo entero. Se hacen diferencias no sólo en el sueldo, en un montón de cosas. Yo no he vivido situaciones de acoso en televisión, pero sí en la calle, un montón. Cuando chica andas con miedo en la calle. Tengo dos hijas y me da terror que anden en la calle. Es súper triste, es súper penca. Esa sensación de andar con miedo es muy insoportable. Es súper injusto.

FOTO:FRANCISCO FLORES SEGUEL/AGENCIAUNO

Éxito y proyecciones

Hoy forma parte de tres producciones en tres canales distintos y sus últimos papeles en el cine han despertado muy buenos comentarios por parte de la crítica. Hasta hace muy poco la actriz estuvo viajando fuera de Chile como parte de la película “Rara”, producción en que interpreta a una jueza lesbiana a la que le intentan quitar la tuición de sus dos hijas y que fue uno de los filmes chilenos más exitosos del 2016.

—Considerando el actual éxito que vives en tu carrera y que en el último tiempo tu nombre ha sonado bastante por tus interpretaciones, ¿cómo evalúas la evolución de tu desarrollo como actriz? ¿Puede ser este tu mejor momento?
—No creo que esté viviendo el mejor momento. Espero que todavía no haya llegado el mejor momento, porque me falta mucho camino por recorrer. Yo lo veo bien. Me da risa estar en tres canales. Es súper fortuito. Yo no lo planeé. Me quedo tranquila porque espero que los tres personajes sean muy distintos unos a otros. Me parece que son producciones todas con algo importante. Me encanta ser parte de ello.

—Te has declarado abiertamente frenteamplista, ¿tienes aspiraciones de ocupar algún cargo político?
—No. Me lo dan dicho un montón, pero de aquí a un tiempo largo lo dudo mucho. Yo quiero ser actriz y hacer películas, eso es lo que quiero. No quiero estar en el Congreso, no todavía. Lo veo a muy largo plazo y casi imposible.