Hace 10 días que tres periodistas ecuatorianos del diario El Comercio, de Quito, permanecen secuestrados en la frontera con Colombia por el grupo Oliver Sinisterra. Este martes, el canal Radio Cadena Nacional (RCN) filtró un vídeo en el que aparece el equipo periodístico encadenado por el cuello, pero en buen estado de salud, y en el que revelan las peticiones del grupo que los mantiene retenidos.

Los secuestradores exigen un intercambio de los tres rehenes por tres de sus miembros que fueron detenidos en los últimos meses en Ecuador, aunque no han especificado sus nombres. Además, exigen al gobierno de Lenín Moreno que anule el acuerdo de colaboración que mantiene con Colombia para acabar con lo que desde los ejecutivos de ambos países consideran como “terrorismo”.

Pero ¿quién está detrás de este grupo?

Los responsables son las disidencias de las FARC, facciones que no aceptaron desmovilizarse cuando así lo establecieron los Acuerdos de Paz suscritos con el presidente Juan Manuel Santos en 2016. Es decir, no aceptaron ir a las zonas veredales, entregar sus armas y hacer el tránsito hacia la vida legal. Tanto las FARC, hoy reconvertida en partido político, como el gobierno señalan a estos guerrilleros como disidentes y su decisión de seguir armados los pone en oposición al acuerdo.

La semana pasada, autoridades colombianas confirmaron que el jefe de las disidencias de las FARC en el suroeste de Colombia Walter Patricio Artízala Vernaza, alias ‘Guacho’, es el responsable del secuestro de los tres trabajadores.

“Esta área de límites en el sector de los ríos Mira y Mataje, entre Nariño y Ecuador, es en la que delinque ese grupo que antes era parte de la columna Daniel Aladana de las FARC y ahora se llama Grupo Armado residual Oliver Sinisterra”, indicó el comandante de las Fuerzas Militares colombianas, general Alberto Mejía.

El cabecilla del grupo de disidentes, aclaró el comandante, “es el terrorista alias ‘Guacho’ y es, sin duda alguna, la persona responsable del atentado a las torres de energía en Tumaco y del secuestro de los periodistas”.

Presión a Lenín Moreno

Las imágenes difundidas este martes son una prueba de vida de los tres civiles y, a la vez, un medio de presión para el presidente de Ecuador, Lenín Moreno. “Señor presidente Lenín Moreno, en sus manos están nuestras vidas”, arranca diciendo Javier Ortega, uno de los periodistas.

El gobierno se esforzó en difundir el mínimo de información posible sobre el secuestro para no afectar a la negociación, que avanza muy lentamente, y horas después de filtrarse el vídeo rechazó con un comunicado expresando su malestar por la “mediatización” de las imágenes. El canal de televisión no ha explicado de dónde o cómo las obtuvo. Pero hace una semana otro medio colombiano aseguró citando a fuentes militares, sin confirmación oficial, que los rehenes habían sido liberados y Ecuador tuvo que desmentirlo después.