Una mujer se suicidó este martes tras un tiroteo en el que tres personas resultaron heridas de bala en la sede de YouTube en Silicon Valley (California). Las autoridades estadounidenses identificaron a la autora, Nasim Aghdam, quien después de abrir fuego, se disparó a sí misma.

Medios locales informaron de que la investigación sobre el suceso que tuvo lugar en San Bruno, una ciudad situada unos 20 kilómetros al sur de San Francisco, se encuentra en su primera fase por lo que no está aún claro cuál fue el motivo detrás del tiroteo.

A última hora de la tarde se descubrió que Nasim Aghdam tiene una página web en la que se quejó en varias ocasiones de que YouTube presuntamente bloqueó y censuró sus vídeos. Según el razonamiento de la sospechosa, eso hizo que dejara de ganar dinero por el contenido que alojaba en esta plataforma audiovisual. “¡YouTube filtró mis canales para evitar que consigan visionados!”, dijo Nasim Aghdam en su web, en la que aparecen diferentes fotografías y vídeos, así como varios mensajes a favor del veganismo.

Tras cierta confusión a lo largo de la tarde sobre el número víctimas que dejó el tiroteo, la policía aclaró finalmente que fueron tres las personas heridas por arma de fuego mientras que una cuarta resultó lastimada en el tobillo mientras trataba de huir.

Google, compañía que es dueña de YouTube, publicó un mensaje en su cuenta de Twitter en referencia a esta situación: “Estamos en coordinación con las autoridades y proporcionaremos información oficial de Google y YouTube cuando esté disponible”.

El consejero delegado de Google, Sundar Pichai, aseguró en un mensaje de la red social que “no hay palabras para describir la tragedia que ocurrió hoy”.

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, publicó también un mensaje en Twitter tras haber sido informado sobre lo ocurrido. “Nuestros pensamientos y oraciones están con todos los afectados”, escribió.