Siguiendo con la apuesta de aprobar reformas por la vía administrativa, como pasó con el protocolo de objeción de consciencia para la ley de aborto en tres causales, el gobierno de Sebastián Piñera presentó este lunes su reforma migratoria con el que pretenden “establecer una nueva legislación que garantice una migración segura, ordenada y regular”.

El presidente explicó que el objetivo de la nueva normativa, que calificó de “moderna” es “equilibrar el legítimo derecho del Estado y de los ciudadanos de normar forma cómo los extranjeros ingresan y permanecen en nuestro país, con los derechos de los inmigrantes y con la mitigación de riesgos asociados a los movimientos de personas, combatiendo migración la irregular y reprimiendo las acciones delictuales en las fronteras”.

Según el mandatario, del total de más de un millón de inmigrantes que se encuentran en nuestro país, un tercio se encuentra en situación irregular, una cifra que -dijo- más que duplica los números que tenía el país hace cuatro años atrás. “Esta realidad de migración poco ordenada y poco regular no beneficia a nadie”, criticó. Y agregó:  “Llegó el momento de poner orden en esta casa”.

Piñera dijo que busca que la nueva legislación “abra las puertas a todo aquel que le hace bien a nuestro país y que las cierre a todo aquel que le hace daño a los chilenos”.

La propuesta que este lunes firmó el ejecutivo, además de las indicaciones al proyecto de ley de 2013, introduce varias modificaciones “a fin de hacerse cargo de situaciones cuya resolución no admite demora“. Esas situaciones urgentes serán resueltas por el ejecutivo por decreto, es decir, sin pasar por el Congreso, y tienen que ver con la entrega de los visados de residencia temporaria. El gobierno viene insistiendo, desde que anunció sus intenciones de avanzar en el proyecto de ley de migraciones, sobre el aumento “exponencial” de personas que entran con visa de turista y se quedan en situación irregular, “eso va asociado a gran precariedad en material laboral, social y de salud”. Por eso eliminará la posibilidad de solicitar el visado temporario en Chile por motivos laborales a partir del día 23 de abril de 2018.

La modificación contempla implementar tres tipos de visa nuevos a partir de agosto de 2018. El primero es la Visa Temporaria de Oportunidades, un documento que se requerirá fuera de Chile por un período de 12 meses, prorrogado por una vez y que permitirá luego la posibilidad de residencia definitiva. Esta modificación elimina la posibilidad de solicitar una visa temporaria en Chile por motivos laborales, tal y como se hacía hasta ahora.

El segundo decreto aprobará la entrega de una Visa Temporaria llamada “de Orientación Internacional” que se destinará a los extranjeros que cuenten con un posgrado en las universidades de mayor prestigio de mundo,que según el ejecutivo será las que aparezcan “en los 200 primeros lugares QS World University Rankings. Esta visa se deberá solicitar fuera de Chile y será otorgada de forma automática por un período de 12 meses, prorrogable por una vez y posibilitando luego pedir la Residencia Definitiva.

Finalmente, la tercera visa que se aprobará por vía administrativa será la llamada de “Orientación Nacional”, pero en este caso se dirigirá a extranjeros que hayan cursado posgrados en universidades chilenas acreditadas y que deseen emprender y trabajar en nuestro país. El documento se solicitará en Chile y será otorgado de forma automática por un período de 12 meses, prorrogable por una vez y dando luego la posibilidad de pedir la Residencia Definitiva.

Las tres visas se implementaran en agosto 2018.

Comunidades venezolana y haitiana, aparte

Además de estas tres visas, la comunidad haitiana y venezolana dispondrán de visas especiales. Para los haitianos y haitianas, se entregará un “Visado para Fines Humanitarios” de 12 meses de duración, que sólo se podrá solicitar en el Consulado Chileno en Haití, con foco en la reunificación familiar prorrogable por una vez y que posibilita luego pedir la Residencia Definitiva. Eso se dispondrá para los nacionales haitianos que no posean antecedentes penales que entrará en vigor el 2 de julio de 2018.

En el caso de los ciudadanos venezolanos, se crea una “Visa de Responsabilidad Democrática”, la que deberá ser solicitada en el Consulado Chileno en Caracas y otorgará un permiso de residencia temporal por un año, prorrogable por una vez y que posibilita luego pedir la Residencia Definitiva. Esta visa podrá ser solicitada a contar del 16 de abril de 2018

Indicaciones al Proyecto

Sebastián Piñera también comentó que las indicaciones que el ejecutivo introducirá al proyecto de ley presentado en 2013 “recogen muchos elementos del proyecto ley presentado por el gobierno anterior en 2016”. Estas modificaciones sí pasarán por el Congreso para someterlas a aprobación.

Entre los puntos principales de estas reformas destacan, Piñera quiere impedir que personas con antecedentes en sus países orígenes entren a nuestro país; crear una institucionalidad nueva “acorde con tiempos modernos” que se conformará por un Consejo de Política Migratoria, encargado de “evaluar y proponer mejoras a políticas migratorias claras y transparentes”; y un Servicio Nacional de Migraciones, “con estructura y capacidad adecuada para llevar adelante la implementación de la política migratoria” y que ejercerá de “canal estatal de relación con migrantes y para promover sus derechos y obligaciones”. Según explicó el presidente, este Servicio “creará un registro que contendrá la identificación de los extranjeros que se encuentren en Chile, sus categorías migratorias y toda otra información relevante”.

Además, anunció también que se establecerá “un sistema flexible de categorías migratorias sucesivas fuera de la condición de turista o Permanencia Transitoria, que autorizará al extranjero a permanecer en Chile por un período de 90 días con prohibición de realizar actividades remuneradas y que no permitirá el paso a otro tipo de categoría migratoria”.

El proyecto de Ley “agiliza el proceso de expulsión para aquellos extranjeros que hayan infringido la Ley Migratoria y establece un mecanismo de reconducción inmediata para aquel extranjero que intente ingresar al país eludiendo el control migratorio o valiéndose de documentos falsificados, adulterados o expedidos a nombre de otra persona”, anunció Piñera.

Finalmente, Piñera confirmó que se abrirá un proceso gradual de regularización extraordinaria que permitirá regularizar a aquellos extranjeros que permanezcan en el país en situación irregular y que hayan ingresado a Chile antes del día 8 de abril de 2018. Esta opción no estará disponible para extranjeros con antecedentes penales en sus países de origen o en Chile. Según el gobierno, contribuye a “descriminalizar la residencia irregular”.