“Habrían sido viviendas sociales top en el corazón del sector oriente”, reclamaba esta mañana el alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín (UDI), luego de conocer que finalmente la comuna vecina de Vitacura cambió el uso de suelo de un terreno en el que él aspiraba a levantar un conjunto de viviendas sociales.

Ambas comunas se mantienen en disputa desde hace un año por un predio de 2,8 hectáreas que, aunque se encuentra en Vitacura, pertenece a Las Condes, y en el que la primera comuna tiene otros planes: convertirlo en un parque, y precisamente hacia allá apunta el cambio de uso de suelo.

Tanto ha escalado el asunto que el gobierno hará de intermediario para que ambas partes encuentren sus posturas. Y será el ministro de Vivienda, Cristián Monckeberg (RN), quien hasta marzo pasado era diputado por esa zona, el que estará en el medio, por lo que citó a ambos alcaldes para para mañana antes del mediodía y según publica La Tercera, su propuesta sería la de dividir en terreno en partes iguales, tanto para uso de áreas verdes y como para viviendas.

Los dimes y diretes no han cesado desde que se conoció la determinación. Lavín llegó la mañana de este martes hasta la oficina del Seremi de Vivienda de la Región Metropolitana, Boris Golppi, para analizar el caso y señaló: “Me dejan sin los terrenos y sin los recursos. Me están imposibilitando la integración social en el sector oriente. Tenemos más de 2.000 familias en lista de espera para obtener una vivienda. Habrían sido viviendas sociales top en el corazón del sector oriente”.

En tanto, el alcalde de Vitacura, Raúl Torrealba no se quedó callado y le replicó a través de Twitter: “Alcalde Lavín, usted dice proteger a sus vecinos de proyectos inmobiliarios en su comuna, pero se transforma en depredador inmobiliario en Vitacura. ¿Viviendas sociales de UF 10.000? Ese es el proyecto que pretendió aprobar, la verdad por delante! Vecinos quieren parque”.

El líder comunal agregó: “Si la interpretación suya es que este es un conflicto social de clases, no existe esa cuestión. Las viviendas sociales tienen características y una normativa. Las comunas tienen facultades. Una vivienda social, incluyendo su terreno, más de 520 UF y este proyecto presentado ahí es del orden de 10.000 UF. Por lo tanto no son viviendas sociales”.

Torrealba además tiene el respaldo de concejales como Felipe Irarrázaval (RN), quien aseguró que el terreno en cuestión debería haber sido traspasado a la comuna al momento de su creación, en 1991. “El que ahora estén proponiendo un proyecto es sólo una medida de presión para que Vitacura compre los terrenos y Las Condes pueda financiar con ello el hoyo financiero que le quedó con la construcción del Metro”.