El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ya ha tomado una decisión acerca de la respuesta que dará a Rusia tras el supuesto ataque químico que el pasado fin de semana el régimen del presidente sirio, Bashar Al Asad, perpetró en Duma, a menos de 17 kilómetros de Damasco y uno de los últimos bastiones de los rebeldes sirios. “Rusia promete derribar todos y cada uno de los misiles contra Siria. Prepárate, porque lo que vendrán serán [misiles] bonitos, nuevos e inteligentes. ¡No deberíais ser socios de un animal que mata con gas a su gente y lo disfruta!”, publicó en su cuenta de Twitter el mandatario.

En una segunda publicación, el mandatario aseguró que “las relaciones con Rusia pasan por su peor momento, incluso peor que en la Guerra Fría“. Y continuó: “No hay razones para esto. Rusia nos necesita en su economía, algo que podría ser muy fácil de hacer, necesitamos las naciones juntas. ¿Parará la carrera armamentística?”, preguntó Tump

Sin margen para la posibilidad de un diálogo, Estados Unidos anuncia una probable intervención militar basando su argumento en que Al Asad, con el ataque a Duma, cruzó la línea roja establecida hace un año por el propio mandatario, cuando tras una matanza similar castigó el uso de armas químicas con el envío de 59 misiles Tomahawk contra la base aérea de Shayrat (Homs). En el ataque, no murió ningún soldado estadounidense ni ruso y de una tacada fue eliminada el 20% de la aviación de combate siria.

La amenaza de Trump sobre Rusia llega después de que Moscú que vetara en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas la creación de una comisión para investigar los hechos sobre el terreno. Este martes, Washington presentó una resolución que condenaba el supuesto ataque químico sobre Duma y establecía un mecanismo para investigarlo. Sin embargo, la propuesta no prosperó porque más allá de ser apoyada por 12 países, China se abstuvo y Bolivia y Rusia votaron en contra. Rusia con su derecho a veto ha impedido la puesta en marcha de la pesquisa.

Moscú y Damasco niegan cualquier responsabilidad y mantienen que no hubo en ningún momento un ataque químico a Duma. “Damasco no solo carece de motivos para usar armas químicas sino que carece de ellas”, señaló la portavoz rusa Maria Zakharova.

Exposición a agentes químicos

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo este miércoles que unas 500 personas fueron atendidas en centros médicos en Duma con síntomas de exposición a agentes químicos, y que unas 70 personas que estaban en sótanos murieron.

Al menos 43 de los fallecidos presentaban “síntomas relacionados con una exposición a químicos altamente tóxicos”, dijo en un comunicado la agencia de Naciones Unidas tras haber revisado la información que le han hecho llegar entidades con las que trabaja y que apoya localmente.

Desde comienzo de 2013, en Siria, se han empleado armas químicas en al menos 35 casos, según la Comisión de Investigación de la ONU.