La Selección de Argentina vive momentos dorados en la Copa América Femenina: tras derrotar a la invicta Colombia, se posicionan en el segundo puesto con amplias opciones de clasificar al Mundial y sorprenden a un país que durante muchos años ha ignorado el talento de sus jugadoras.

Debido a los conflictos que rodearon a la Asociación de Fútbol Argentino, las seleccionadas estuvieron 18 meses sin entrenar y en septiembre de 2017 iniciaron un paro para denunciar las deudas y no pago de viáticos y otros financiamientos básicos. Sin mayor preparación, enfrentaron el torneo que se desarrolla por estos días en Chile, mostrando un gran nivel que no pasa desapercibido para el resto del continente.

Sin embargo, en medio de la competencia, las argentinas han tenido que lidiar con la indiferencia de las autoridades del fútbol de su país: al momento de presentar la nueva camiseta femenina de la Albiceleste, optaron por modelos en lugar de reconocer a las futbolistas.

Por ello, durante el mismo encuentro que finalizó 1-3 con goles de María María Florencia Bonsegundo, Soledad Jaimes y Mariela Coronel, las jugadoras decidieron protestar de forma elocuente en la foto previa al partido: posaron con una mano junto a su oreja, en señal de que no son escuchadas. 

“¡Queremos ser escuchadas!”, escribió la arquera Laurina Oliveros en Twitter, compartiendo la imagen. Hace unos meses ya había hecho explícita su molestia: “Nos rompemos el lomo para esto, pero nadie nos ayuda”, confesó.

Por ahora, pese al olvido de la AFA, la Selección Argentina ya aseguró su cupo en los Panamericanos de Perú 2019 y, de terminar entre las dos primeras de la fase final, conseguirán el ansiado cupo para el Mundial de Francia 2019 y los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Con Estefanía Banini, jugadora del Washington Spirit, como líder de un ataque letal y desequilibrante, el plantel albiceleste apuesta por seguir brillando en la Copa América, con cuatro triunfos y apenas una derrota a su haber. Mientras, la AFA brilla por su ausencia en cuanto a apoyo económico, deportivo y logístico.

Este jueves, la selección trasandina se medirá ante Brasil, en uno de los cotejos más esperados del torneo. Para cerrar, el domingo jugarán ante Chile, en un duelo que se espera de alta intensidad, dado el gran nivel que han mostrado ambas selecciones en la IV Región.