Una misa en conmemoración de los dos años de la muerte del ex presidente Patricio Aylwin.

Ese será el último recuerdo de la histórica militante de la tienda falangista Soledad Alvear con sus ahora ex compañeros de la DC, partido al que renunció, tras 50 años de militancia, a través de una carta dirigida a la presidenta de la DC, Myriam Verdugo.

Alvear venía pensando en tomar la decisión desde los últimos meses luego de la crisis interna desatada por los malos resultados de la candidatura de Carolina Goic en las elecciones presidenciales del 2017. “Fue muy fuerte lo que le ocurrió a Carolina Goic, eso me impactó mucho”, reconoce la ex ministra y ex senadora en entrevista con La Tercera.

Sin embargo, la icónica concertacionista descartó que se vaya dejando alguna crítica a la tienda: “No existirá ninguna crítica de mi parte al PDC, ahí me he formado, en él he conocido a personas excepcionales, a militantes ejemplares, un partido que ha hecho mucho por la historia de Chile”.

Además, apuntó que “me incomoda en la política chilena actual. Pero debo serle muy clara respecto del PDC. Quiero como nadie al partido”.

Junto con descartar que se retire de la esfera política, detalló que buscará ” un movimiento que en nuestra inspiración humanista cristiana represente un aporte con nítida identidad a la política del país. Y un movimiento que espero se pueda constituir con la participación de mucho”.

La salida de Alvear se suma al éxodo emprendido por otra icónica de la falange, Mariana Aylwin, quien se marchó junto a otros 3o militantes tras la derrota en las elecciones.