Fue un momento de caos. A las 13.45 horas del jueves 19 de abril, después de la multitudinaria primera marcha estudiantil convocada por la Confech en el primer año de gobierno de Sebastián Piñera, un grupo de estudiantes de la Universidad Arcis se dirigía, por la calle Libertad, de vuelta a la casa de estudios. Acababan de cruzar la calle Romero cuando escucharon el grito.

– ¡Atropellaron un compañero! -exclamó a viva voz Jimena, estudiante de Trabajo Social.

Un retén de Fuerzas Especiales de Carabineros acababa de arrollar a Cristhian García Rivas, un joven peruano de 25 años, estudiante de Artes en la Arcis. El vehículo lo golpeó de lleno en el torso y su cuerpo se estrelló contra un auto marca Chevrolet que estaba estacionado en Libertad.

/ Frente Fotográfico

Cristhian vestía un overol azul y un gorro blanco con marcas de colores que le cubría la cabeza. Un homenaje a la cultura peruana, sus orígenes. El “Pelón”, como le llaman sus amigos, llegó junto a su familia hace 14 años a Chile, cuando él tenía solo 9 años.

– Una manera de expresarse y mostrar su arte es disfrazarse, no encapucharse, disfrazarse. Sea como sea, nada da derecho a atropellarlo de la manera que lo hicieron -cuenta Joseph Martínez, su cuñado.

En una acción todavía no esclarecida, el vehículo policial, de patente “B 484”, retrocedió, según dicen los testigos, pasando sus ruedas por sobre las piernas de Cristhian García. El joven quedó acostado, debajo del retén.

– Fue un shock. Pensábamos que estaba muerto -dice Ignacio, estudiante de Sociología.

Chile: Imágenes del brutal atropello del joven estudiante de Artes Cristhian ...

/ Frente Fotográfico

El “Pelón” estaba consciente. Entre dos personas lo mueven y lo levantan, para sacarlo de ahí. Los registros y el relato de los testigos dan cuenta de que los carabineros no sabían qué hacer. Algunos se daban vueltas, otro se tomaba la cabeza. El retén “B 484” seguía estacionado.

Ignacio tomó a Cristhian en sus brazos, cuando un grupo de oficiales intenta sacárselo. Discuten y pelean con los otros estudiantes.

– Había un paco en particular que estaba vuelto loco, pegándole a todos -cuenta otro testigo.

/ Frente Fotográfico

Un círculo humano rodea a Ignacio y a Cristhian García. Los carabineros se retiran.

Logran trasladarlo a un auto de otro estudiante de la Arcis. Lo suben y escuchan por primera vez sus palabras claras: “No dejen que los pacos me lleven, cabros”, les dice el “Pelón”.

Esa misma tarde sería operado de urgencia en la Posta Central. Tenía un total de siete fracturas en el cuerpo, incluida la última vértebra, las caderas, el fémur y un brazo. Le dieron seis meses de recuperación hasta volver a caminar.

“Son unos salvajes”

Cristhian llegó a la Posta y fue pasado a un box de urgencia de inmediato.

Estaba apenas consciente, quejándose del dolor. Quienes lo acompañaron en el auto aseguran que los carabineros los siguieron todo el camino. Fotos captadas por Agencia Uno dan cuenta que el mismo retén “B 484” llegó hasta la Posta Central en la calle Portugal.

Retén que atropelló a Cristhian García lo siguió hasta la Posta Central / Agencia Uno

La familia del “Pelón” fue advertida mientras era trasladado al centro médico. Lo encontraron allá, su madre y sus tres hermanas, shockeadas por su estado.

Nora, su madre, lo acompañaba en el box de urgencias. Cristhian estaba inconsciente. Entonces un carabinero entra al lugar, cámara en mano, a registrar todo. Lo echan.

Solo un par de minutos después, otro oficial ingresa con unas esposas y amarra al joven de una muñeca a la camilla. “Son unos salvajes, estaba grave, inconsciente, ¿para qué lo hacen?”, cuenta Nora. Las enfermeras de la Posta, indignadas, lograron que se las sacaran y echaron a los carabineros del lugar.

Desde el centro médico aseguran estar indignados con esta situación y que se realizará una investigación interna para determinar cómo fue posible el hecho.

A esa hora la noticia ya se conocía y las primeras imágenes del atropello comenzaban a circular por redes sociales. En La Moneda tenían preparada una pauta de prensa posterior a la marcha estudiantil en la que participarían los ministros Andrés Chadwick (Interior) y Gonzalo Blumel (Segpres). Pero los hechos obligaron a modificar la agenda y solo la Intendenta, Karla Rubilar, se refirió a la movilización.

Cristhian García fue sometido a una operación que duró cuatro horas. En la espera, un capitán de Carabineros, perteneciente al departamente jurídico de la institución, le aseguró a la familia que el conductor del retén estaba detenido y que se le realizaría una alcoholemia.

Según pudo corroborar este medio, el oficial que conducía el vehículo “B 484” fue detenido esa misma tarde por la PDI y prestó declaración ante el fiscal de turno de la Fiscalía Centro Norte, quien, tras conocer su versión, decidió dejarlo en libertad. Los abogados de Cristhian García presentarán este lunes un reclamo formal ante el fiscal nacional Jorge Abbot por esta situación. Reclaman que el fiscal de turno ni siquiera se dignó a aparecerse por la Posta para conocer detalles del hecho con testigos o ver en primera persona el estado del estudiante.

La familia, hasta hoy, desconoce el nombre del carabinero que atropelló al joven. Su rostro quedó registrado en un video, divulgado “Señal Raíces”, donde se ve al conductor, visiblemente afectado, y al copiloto, quien le comunica a otra persona por el radio que “le pegaron por el parachoque del Cristián y quedó entremedio de dos vehículos”.

Mientras, en la Posta ya caía la noche y los estudiantes de la Arcis se aglomeraban en las afueras. Decidieron protestar contra la violencia policial sacando los basureros y tirándolos en la calle. El “Pelón”, artista visual, basa su obra en estructuras que crea con basura, con los desechos que bota la gente.

– Su trabajo es para el Chile actual, consumista, donde todo se desecha. Él trata de reflejar lo mestizo, una identidad negada, vivida por él mismo, un estudiante de arte, inmigrante, peruano, que le costó integrarse a la sociedad chilena como le cuesta a cualquier inmigrante que viene a esta sociedad racista -dice Nicole, su novia.

/ Agencia Uno

Aquí no ha pasado nada

Viernes 20 de abril, 10 de la mañana.

A la misma hora en que Nora Rivas, acompañada de los abogados Lorenzo Morales y Mariela Santana de la Defensoría Popular, presentaba una querella criminal por homicidio frustrado contra el carabinero que conducía el mencionado retén “B 484”, otros dos carabineros entraban a la sala donde estaba Cristhian García en cuidados intensivos, en el quinto piso de la Posta Central.

Era una oficial, mujer, y un hombre, vestido de civil. Llevaban un papel que tenía el logo de la institución, la fecha y una declaración simple. Explicaron que como Cristhian había entrado en calidad de detenido, necesitaban fijar su domicilio.

Kathy, hermana del estudiante, les dijo que no firmarían nada, porque fueron ellos los que lo dejaron así y porque él nunca fue detenido.

Entonces la carabinera cambia su discurso, y aclara que para “acelerar la investigación” y se basa en el apercebimiento del artículo 26 del Código Procesal Penal. Nicole y Kathy, presentes en la sala, toman el papel y notan que la palabra “víctima” es la única escrita con lápiz pasta. Se niegan una vez más a firmar.

Por expresa orden médica, se aumentaron las medidas de seguridad sobre Cristhian García, impidiendo la asistencia de cualquier persona que no tenga la venia de la familia. No sería la primera vez que se encuentran con carabineros de civil visitando a heridos.

Mientras, el general Hermes Soto, director de Carabineros, daba una conferencia de prensa acompañado de Andrés Chadwick, donde dio a conocer que la investigación interna exprés determinó que García se cruzó en el camino del vehículo. “El carabinero jamás quiso atropellar a ese manifestante, que más encima andaba encapuchado”, explicó.

A la misma hora, Carabineros liberaba a los canales de televisión unas imágenes donde se ve a una persona vestida de overol azul arrastrando un mueble en la calle, supuestamente con el fin de encender una barricada.

La querella provoca inmediatamente que un nuevo fiscal tome la causa. Y con eso, familiares y amigos esperan que el carabinero sea formalizado.

Familiares de Cristhian lideraron al grupo que se manifestó el domingo en la marcha No+AFP. Su compañeros de universidad lo homenajearon con el mismo gorro que tenía puesto al momento del atropello