Tres estudiantes de cine que habían desaparecido el pasado 19 de marzo en el municipio de Tonalá fueron asesinados y sus cuerpos diluidos en ácido, según informó la Fiscalía General del estado Jalisco.

Los jóvenes habrían sido ejecutados, presuntamente, por integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), que opera en dicha región del país. Al respecto, el titular de la Fiscalía Raúl Sánchez indicó que las indagaciones los llevaron a detener a dos supuestos responsables del asesinato.

Javier Salomón (25), Daniel Díaz (20) y Marco Ávalos (20) estudiaban en la Universidad de Medios Audiovisuales (Caav) y fueron vistos por última vez cuando se los llevaron supuestos agentes de la Fiscalía.

Lizette Torres, jefa de la investigación, indicó que los dos detenidos fueron identificados como Omar “N” y Gerardo “N”, quienes estarían vinculados al CJNG.

La declaración de los hombres detenidos da señales del asesinato de los tres jóvenes y de la forma en que hicieron desaparecer sus cuerpos, al diluirlos en ácido sulfúrico para disolver la evidencia.

Al cumplirse un mes de la desaparición de los estudiantes se lanzó un operativo en zonas de Tonalá que les permitió encontrar en una casa tres contenedores con productos químicos. Los recipientes se encontraban distribuidos en habitaciones donde se encontraron manchas de sangre. La policía confirmó que contenían restos humanos que podían corresponder a las víctimas.

Los jóvenes fueron detenidos por hombres armados, quienes se identificaron como miembros de la Fiscalía Estatal, tras detenerse a arreglar un problema en uno de los autos en los que viajaban con tres mujeres. Los estudiantes volvían de una larga jornada de rodaje para un trabajo escolar y no pudieron prestar resistencia.

Los dos hombres detenidos confirmaron que participaron en el secuestro y asesinato de los jóvenes, a quienes habrían confundido con el grupo rival Cartel Nueva Plaza, al verlos utilizar una cabaña que alguna vez sirvió como bodega de armas y drogas.