La tarde de este martes, un numeroso grupo de trabajadores de Canal 13 se manifestó al interior del edificio de la estación televisiva con gritos que consignaban “No al despido”.

Lo anterior como forma de rechazar los fuertes rumores que rondan al interior de la emisora de un eventual despido masivo, y que podría tratarse de la mayor desvinculación de su historia, donde la cifra podría llegar a 300 personas despedidas.

El canal se encuentra con cifras rojas, y por eso, vive un proceso de profunda reestructuración que está a cargo de  Secuoya, una multinacional de producción televisiva que asesora e interviene señales en distintos países como España y México, conocida por su filosofía de “ahorro”, y que normalmente opera prestando servicios “completos”, es decir, recontratando personas que los canales desvinculan para bajar los costos y mantener la producción necesaria para un canal.

Luego de las reuniones que mantuvo el sindicato de trabajadores con ejecutivos del canal, desde el gremio estiman que la desvinculación masiva de trabajadores podría ocurrir dentro de las próximas cinco semanas, y de acuerdo a trascendidos, ya estarían definidos los nombres de quienes deberán abandonar la estación.

“155 personas despedidas en diciembre y esta semana fueron 10 personas más en el área de finanzas y deportes. Todo indica que esta vez son cerca de 314 personas, eso es lo que estimamos nosotros. Por lo tanto, al final serían más de 450 personas las despedidas”, especificó José “Pepe” Martínez, el presidente del Sindicato de Canal 13.