Una operación de 44 minutos, anestesia local y la implantación de un marcapaso de 2,4 centímetros, que no tiene ningún cable.

Esas son las características de la particular operación que realizó ayer martes el Hospital San José, lo que lo convirtió en el primer recinto médico en Latinoamérica en realizar este tipo de intervención.

“Es un orgullo como Hospital realizar este procedimiento que nos ubica como pioneros en Latinoamérica siendo, además, una institución pública, lo que da cuenta del excelente nivel de los profesionales y equipos que aquí se desempeñan”, aseguró el director del establecimiento, José Miguel Puccio a Cooperativa.

La recuperación de la operación es de apenas 24 horas, lo que además permite liberar el uso de camas, según explicaron desde el San José.

La gran diferencia con una operación de marcapaso normal, es que estas están integradas por electrodos, los cables que llevan el estímulo al corazón.

“Estos electrodos deben dirigirse al interior del corazón e insertarlos al marcapaso, para luego introducirlo en un bolsillo debajo de la piel. En cambio, el procedimiento para implantar el Micra, se realiza utilizando solamente una vena de la región inguinal, a través de la cual se introduce un sistema para liberar este pequeño marcapasos”, aseguró Roberto Marrero, especialista en electrofisiología y doctor a cargo de la intervención.

Hospital San José se convirtió en el primero en Latinoámerica en realizar estos procedimientos

Marrero viajó a Estados Unidos para especializarse en el uso de marcapasos Micra y aseguró que “los pacientes reciben el beneficio de no tener un dispositivo debajo de la piel y la presencia de electrodos en el sistema venoso, que son causa de complicaciones que precisamente trata de evitar esta nueva tecnología del marcapaso sin electrodos o sin cable”.

Otra de las particularidades del Micra es que es incluso más pequeño que una moneda de $100, está hecho de titanio y su sistema de batería -que dura hasta 10 años- reemplaza los cables de los otros marcapaso.

Esto baja considerablemente las posibilidades de que el marcapaso aloje infecciones.

Así funciona el implante Micra: