Durante el pasado jueves 18 de abril, el Sindicato The Clinic hizo pública su confirmación a dos décadas de la fundación de la revista. En una declaración pública, la organización denunció hostigamiento “y un constante clima de incertidumbre laboral” al interior del medio.

Además, las y los trabajadores apuntaron a la responsabilidad del director Patricio Fernández, quien se habría negado a sus demandas asegurando de antemano que “no me entenderé con ningún sindicato”.

En entrevista con El Desconcierto, el presidente del sindicato Jonás Romero, aseguró que aún no obtienen respuesta por parte del directorio de The Clinic: “Es lo más parecido al silencio incómodo que precede a un huracán, una especie de ley del hielo. Nos da la impresión que deben estar golpeados y que no van a emitir comentarios”, explicó.

Además, indicaron que lo único que han sabido sobre Fernández Chadwick “fue a través de las fotos que subía a Instagram desde la habitación de un hotel en La Habana, Cuba”.

Los trabajadores recordaron que sus sueldos no se han reajustado por más de diez años, que las horas extras no son pagadas y hay cambios unilaterales en las funciones de trabajo, además de la ausencia de implementos básicos para la labor periodística.

En este escenario, el dibujante Guillermo Galindo -más conocido como Malaimagen-, quien es usual colaborador de viñetas para el medio, anunció a través de sus redes sociales que congelará sus aportes a The Clinic.

“Quiero manifestar mi apoyo público al Sindicato The Clinic en la lucha por su dignidad y derechos laborales”, expresó el dibujante. A la vez, explicó que “he decidido congelar mi participación en dicho medio, como una forma de hacer presión ante sus justas demandas”.

Malaimagen agregó que la historieta publicada en la revista de este jueves “es mi última colaboración con The Clinic hasta que el conflicto termine en razón de sus trabajadores/as y sus demandas hayan sido escuchadas”.