El paso de Piñera por Brasilia tuvo, al menos, un momento incómodo. Ocurrió durante su visita del viernes 27 al edificio del STF (Supremo Tribunal Federal, la máxima instancia del Poder Judicial brasileño), donde fue recibido por la presidenta Cármen Lúcia Antunes, además de los magistrados Edson Fachin y Dias Toffoli.

Luego de sacarse las fotos, mientras conversaba con los magistrados sobre cómo funciona el sistema judicial brasileño, y después de que los ministros explicaron las atribuciones del STF, al presidente chileno aprovechó el clima cordial de la conversación para encajar una pícara pregunta: “y cuando la Suprema Corte se equivoca, ¿a quién hay que recurrir?”.

Según medios brasileños, el comentario provocó reacciones de disconformidad en los tres anfitriones, aunque el mismo Piñera habría actuado rápidamente para tratar de arreglarlo, apuntado hacía arriba y diciendo “a la instancia suprema”, en referencia a Dios. Luego, el ministro Edson Fachin observó que la última instancia, según él, sería “el escrutinio de la sociedad sobre las decisiones del STF”, a lo que Piñera nuevamente preguntó: “¿pero puede la sociedad revocar las decisiones de la Corte?”, riéndose en seguida, aunque los magistrados no le respondieron y tampoco reaccionaron con risas.

Pese a este momento incómodo, la visita de Piñera no fue considerada un desastre. El presidente demostró gran interés sobre cómo funciona la Justicia brasileña y elogió tanto su trabajo que incluso llegó a decir que algunos juicios recientes fueron transmitidos en vivo por la televisión chilena.

Quizás se refería a la decisión tomada el día 4 de abril, cuando el STF negó el pedido de habeas corpus preventivo al ex presidente Lula da Silva, respecto a las condenas que recibió en los tribunales de segunda instancia. Aunque su caso todavía no tiene una sentencia definitiva, Lula fue llevado a prisión el 7 de abril debido a esa condena ya que la Suprema Corte le negó el derecho, pedido por la defensa, de aguardar en libertad las demás etapas del juicio.

Lo curioso es que, por ser una decisión que involucra a una figura que polariza tanto a la sociedad brasilera, la decisión del STF en contra de Lula ha sido muy criticada en Brasil por los seguidores del ex presidente, razón por la cual muchos entendieron la incomodidad causada por el chiste de Piñera como una alusión a ese caso.