Al mediodía de este lunes, el Juzgado de Garantía de Los Andes decidió dejar con prisión preventiva a Andrés Espinoza Aravena, de 30 años, quien fue formalizado como el presunto autor de la violación y homicidio de la pequeña Ámbar, de un año y ocho meses, en la comuna de Rinconada, en la región de Valparaíso.

En la audiencia, el hombre fue formalizado precisamente por los delitos de violación y homicidio, por los que arriesga una pena de cadena perpetua calificada, y se estableció un plazo de seis meses para la investigación. La prisión preventiva, en tanto, la cumplirá en el centro penitenciario de Petorca.

Espinoza es la pareja de la tía de Ámbar, y la menor estaba bajo el cuidado de ambos luego de que se determinara que su hermana no estaba en condiciones de tenerla a su cargo. La menor llegó la madrugada del sábado hasta el Hospital San Camilo de San Felipe en estado crítico y se le practicó una cirugía que no logró salvar su vida debido a la gravedad de las heridas que presentó.

En la audiencia se conoció que el hombre, quien fue candidato a concejal por la comuna por un cupo de la UDI –aunque el partido aclaró que no es militante–, declaró que él la trasladó hasta el centro asistencial y aseguró que había sufrido una caída de la cama. Su pareja también será investigada por la responsabilidad que le pueda caber en el caso.

La realización de la audiencia no estuvo exenta de incidentes. Cerca de 200 manifestantes llegaron a las afueras del edificio del tribunal   con piedras, por lo que Espinoza debió llegar a la formalización con casco antibalas y además, se dispusieron medidas de seguridad para su protección.

Y quien sí se vio afectado fue el ministro de Justicia, Hernán Larraín, que llegó hasta la audiencia y cuyo vehículo fue apedreado por los manifestantes, quienes creían que se trataba de Espinoza.