Álvaro Retamal, médico que atendió en la UCI de Pediatría del Hospital San Juan de Dios de Los Andes a la pequeña Ambar Lazcano, la bebé de 1 año y 7 meses que falleció producto de las lesiones provocadas por los abusos sexuales de los que fue víctima aparentemente por la pareja de su tía, Andrés Espinoza, acusó de negligencia y falta de voluntad política al sistema judicial chileno y a los distintos organismos involucrados en el caso, durante su participación en el programa “Mentiras Verdaderas” de La Red.

El profesional, quien contó dolorosos y sentidos detalles de su encuentro con Ámbar mientras trataba de salvarle la vida, exigió la necesidad de una política integral de protección para los niños y niñas en estado de vulnerabilidad, responsabilizando al Estado y a su política “burocrática y anacrónica”. “La debilidad del sistema en salud mental infantil es gigante (…) Y me niego a creer que es sólo un tema de negligencia, no puede ser sólo un tema de negligencia, es un tema de voluntad política”, aseguró el médico.

Asimismo, el pediatra pidió a la sociedad ser más empática y “recuperar el sentido de lo colectivo”, llamando a alertar sobre hechos que puedan resultar similares, para evitar nuevos casos como este. En esa línea, el abogado Sebastián Weinborn, sostuvo un enlace en vivo para denunciar que actualmente existe una bebé en las mismas condiciones de abuso de Ámbar y pidió ayuda al gobierno para acelerar el proceso judicial y “rescatar” a la menor de sus familiares.

El testimonio y las palabras de Retamal calaron hondo en las redes sociales, quienes lo respaldaron y felicitaron por su “valentía”, cuadrándose con el médico para exigir políticas públicas que realmente velen por la integridad, seguridad y protección de los niños y niñas en situación de riesgo en Chile.