A pesar de la gran popularidad que ha generado “Contralorito” y “Contralorita”, los personajes creados por la Contraloría General de la República para explicar a través de sus redes sociales en palabras sencillas la labor del ente fiscalizador, no todos están de acuerdo con la estrategia desplegada.

Uno de ellos es el diputado UDI Javier Macaya, quien manifestó su disgusto con la forma en que este miércoles la institución explicó el detalle del dictamen que declaró ilegal el protocolo de objeción de conciencia de la ley de aborto elaborado por el gobierno.

Me llama mucho la atención la forma, casi de meme, casi de uso de redes sociales, en términos muy livianos para la profundidad que tiene un tema que ha sido discutido jurídicamente bastante en Chile”, señaló el parlamentario a Emol.

“Porque si ustedes revisan las redes sociales de la Contraloría del día de ayer, se va a encontrar con un dibujo de un tema que debió haber sido tratado quizás con una comunicación distinta (…) a mí juicio denota al menos cierta subjetividad para tratar un tema que es de alta relevancia jurídica“, indicó.

Dentro de sus críticas, el legislador además apuntó a que el encargado de las redes sociales de la Contraloría es César Leiva, el mismo publicista que manejaba las cuentas del Ministerio de Energía durante el periodo de la ex Presidenta Michelle Bachelet, y que creó las hilarantes aventuras de “Gastón y Nova”.

Sin embargo, contrario a las críticas y a la paranoia del parlamentario, este tipo de infografías es utilizada desde algún tiempo por la institución como parte de una estrategia para explicar en un lenguaje claro y sencillo tanto sus dictámenes, auditorías, investigaciones especiales y todo tipo de indagatoria de interés público.

La iniciativa también posee el formato de historieta, y los personajes utilizados son animales “para no herir ninguna sensibilidad”, y en ella se han detallado, por ejemplo, una auditoría a la deuda hospitalaria al fin de la administración Bachelet e investigaciones al interior de Carabineros.