“Un testimonio firmado bajo tortura no es prueba”.

Con esa frase se presenta el video que muestra a Luis Tralcal Quidel, condenado en el caso Luchsinger Mackay y que aboga por su inocencia, pese al fallo del pasado 5 de mayo.

Desde su casa en la comunidad Lleupeco, Luis sostiene su inocencia. El video cuestiona el testimonio de José Peralino Huinca, el delator compensado que se arrepintió de su confesión y aseguró haber sido torturado por oficiales de la PDI para culpar a Tralcal y los otros nueve imputados que fueron acusados del crimen. Vale recordar que aún existe una causa judicial abierta contra Claudio Leiro y Guillermo Vilches de la BIPE de Temuco por presuntos apremios ilegítimos contra el delator. 

En el fallo se condenó a Luis Tralcal, José Tralcal y José Peralino, mientras que se absolvió al resto. Los abogados han argumentado que la sentencia -que se conocerá por completo el 11 de junio- no tiene sentido sin el hilo conductor de la acusación del Ministerio Público, que sería la machi Francisca Linconao.

En el video dado a conocer hoy, Lisette Melillan, esposa de Luis Tralcal, cuenta cómo la noche del 3 de enero de 2013 -día del incendio en la granja Lumahue-, estaban en Temuco, donde fueron a un bar y  pasaron la noche en un motel.

“No entiendo cómo los jueces anteriores reconocen mi prueba y los otros jueces la invalidan, teniendo yo testigos presenciales, en el lugar que yo estaba, hay más de 10 testigos que me vieron esa noche”, afirmó el propio Luis Tralcal.

Lisette Melillan y Luis Tralcal, junto a su hija

En los dos juicios orales que enfrentó -el de octubre del año pasado que lo absolvió y el último que condenó- la defensa de Luis presentó la boleta de la noche que pasaron en el motel en Temuco. Cuando se les preguntó, en juicio, porqué conservaban una boleta por más de cuatro años, fue Lisette la que aseguró que su pareja ya había sido acusado en varios casos judiciales en La Araucanía, como la quema de un Tur Bus, el incendio del fundo San Leandro y otras causas de tenencia de armas, de las que salió de todas absuelto y acumuló años en prisión preventiva.

Las sospechas de Lisette de que culparían a Luis de la muerte de los Luchsinger comenzaron a ser reales solo una semana después del atentado, cuando La Tercera y El Mercurio lo sindicaron como líder de la Coordinadora Arauco Malleco y como el principal sospechoso. Esto fue 10 meses antes de la primera declaración de José Peralino.

Luis, junto a su primo José Tralcal Coche, fueron condenados por un delito terrorista, por lo que arriesgan pasar el resto de sus vidas en la cárcel. Esto quedará dilucidado cuando los jueces den a conocer la sentencia completa el próximo 11 de junio.

Mira el video en que Luis Tralcal insiste en su inocencia: