Las tomas y paros feministas que desde finales del mes pasado comenzaron a sacudir distintas universidades del país han tenido un potente efecto contagio en los liceos secundarios. Hoy son dos liceos en San Fernando, dos en Concepción y uno en Taltal los que están en paro o toma según la Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios (Cones), los que se suman a la toma simbólica que tuvo lugar este martes cuando las estudiantes del Liceo Carmela Carvajal ocuparon el emblemático Instituto Nacional.

Las alumnas manifestantes sorprendieron con la movilización y exigieron la salida del rector Fernando Soto para provocar “acciones reales contra una institución que cría machitos”.

La marcha de este miércoles convocada por la Confech y las acciones posteriores que de ella se deriven, podrían aumentar el número de establecimientos secundarios movilizados, según las estudiantes. De hecho, por estos días se están convocando varios consejos de delegados de curso (Codecus) y asambleas para decidir cómo avanzan las protestas en la educación secundaria. Eso, mientras el debate por una educación no sexista que empiece por acabar con la segregación por género del alumnado.

El Desconcierto conversó con Amanda Opazo, quien desde el pasado mes de marzo lidera la Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios (Cones) para su gestión del año 2018. La vocera nacional, alumna del Liceo 7 y militante de las JJ.CC. conversó sobre las demandas que este miércoles saldrán a la calle de la mano de las y los secundarios y como éstas se articulan en torno a los reclamos feministas que se levantaron en el ámbito educativo.

– ¿Cómo se valora desde la Cones la toma de las estudiantes del Carmela Carvajal del Instituto Nacional?

Es súper efectivo, como un terapia de choque que están haciendo las niñas. A nosotras las chicas del Carmela Carvajal nos invitaron a participar de la movilización, pero el centro de estudiantes no se quiso adherir, sin que nosotras pudiéramos definir si queríamos o no sumarnos, argumentando que se trataba de una cuestión de tiempo para podernos organizar. Queremos visibilizar las demandas y más en un colegio en el que siempre se ha instalado el tema de lo que es el machismo tan fuertemente, como el Carmela. Hemos hablando con el Centro de Alumnos del Instituto Nacional (Cain) para generar una reunión y punto de prensa previo a la marcha para mostrar todas las demandas concretas que tenemos. Creemos que es importante ahora validar las tomas y, por ejemplo, los cabros optaron por que la toma también fuera parte de ellos y respaldaron la toma del Carmela Carvajal. Estamos viendo como van a seguir las otras movilizaciones.

– ¿Cuál va a ser el petitorio que instalarán en la marcha de este miércoles?

Estamos esperando que empiecen a movilizarse dentro de los establecimientos por una educación no sexista y por más educación sexual. Necesitamos avanzar en nuestra educación en perspectiva de género. De a poco vamos a ir poniéndole énfasis a esto y esperando la adhesión de los diferentes liceos a esta demanda.

– ¿En qué puntos concretos se basan sus demandas?

En la elaboración de un protocolo de género dentro de los establecimientos educacionales, sancionar el acoso con los sumarios, que existan correspondientes y empezar un trabajo también con la malla curricular para los establecimientos secundarios.

– ¿Cómo se verán esas peticiones en la marcha?

Esperamos una movilización bastante pacífica y al mismo tiempo esperamos mucha participación de nuestras propias compañeras. Esta es una demanda que tenemos que levantar las propias mujeres dentro de las tomas y asambleas feministas y establecimientos educacionales de mujeres, para avanzar en estos temas. Somos una organización bastante convocante de parte de los movimientos sociales, como los colectivos LGTBI, y dentro del mismo Confech hay más de 15 universidades en paro y en toma y que éstas puedan sumarse a nivel nacional.

– ¿Qué rol tienen que tener los compañeros hombres?

Es una invitación de este movimiento, pero el rol, a la hora de asistir a las tomas, tendría que ser de acompañamiento a la lucha feminista que levantan nuestras compañeras y no robar el rol protagónico, porque ésta es una lucha que le corresponde a las mujeres históricamente.

– ¿Cómo observan la demanda por una educación mixta?

Esta es una demanda propia de la educación secundaria. La democratización de la malla curricular también se refiere a una demanda de una educación escolar mixta. Sobre eso, estamos trabajando en esta propuesta más concreta. Vemos la necesidad de que existan liceos mixtos como pasó en el liceo Arturo Alessandri Palma de Providencia.

– ¿Han tenido conversaciones a nivel político de apoyo al movimiento?

Hemos recibido apoyo de sectores del Frente Amplio y del Partido Comunista y se han pronunciado respecto al tema de generar una educación no sexista, pero en temas concretos de zanjar cosas, ningún diputado se ha acercado a conversar con nosotras.

– ¿Qué tipo de apoyo recibieron, entonces?

Nosotros propusimos la cuarta causal por el tema del aborto para las menores de edad que quedan embarazadas por falta de educación sexual o violaciones. Creemos que es necesario que exista esta parte dentro de lo que es la Ley de Aborto. Para eso, hemos recibido apoyo de parte de la diputada Karol Cariola, para profundizar en el tema. Cuando pase esta ola del protocolo [de objeción de conciencia], vamos a llevar una propuesta al Parlamento para que se pueda discutir. Esperamos tener el apoyo de los parlamentarios y hacemos un llamado para que se involucren en estos temas de educación no sexista, que incluso ellos han vivido en el Parlamento. Los casos de violencia que existen en el mismo Congreso son verídicos y debería existir un pronunciamiento frente a eso. También esperamos el apoyo de la bancada feminista que se armó.