Los estudiantes del Liceo Arturo Alessandri Palma depusieron la toma que mantenían desde la semana pasada luego que la Municipalidad de Providencia aceptara el petitorio del Centro de Alumnos.

Uno de los puntos  más importantes del petitorio que acogió la municipalidad es que, a partir del próximo año, el establecimiento –que hasta ahora recibía sólo de hombres– pasará a ser mixto. Ésta era una de las principales demandas de los estudiantes, que abogaban por una educación no sexista. Otras de sus demandas eran mejoras en la infraestructura y el mobiliario, según consignó Emol.

El presidente del Centro de Estudiantes, Cristóbal Muñoz, indicó al medio que “a nosotros se nos cumplió cada uno de los puntos, incluyendo un tema súper importante, que tiene que ver con el colegio mixto y con la educación no sexista, de cómo se desarrollan los chicos en este ambiente de puros hombres”.

Por su parte, el director de Educación de Providencia, José Palma, sostuvo que el municipio comparte la idea de los alumnos de que el liceo sea mixto. “Ojalá que todos nuestros establecimientos lo sean. La única manera de tener una educación no sexista de verdad es con una educación mixta, y nos encontramos (con los alumnos) en un punto en común”, señaló.

Y sobre la aplicación de esta política de admisión, Palma detalló que durante el verano realizarán una obra para habilitar baños para las alumnas en el liceo Alessandri y que el colegio comenzará a recibir a mujeres desde séptimo básico.

Con respecto a la forma de resolver el conflicto, Cristóbal Muñoz destacó que se haya realizado a través del diálogo, a diferencia de lo que ocurre en otras comunas. “Yo veo algo distinto con Santiago centro, el ‘rompe-paga’, es complicado, no es la forma, las cosas se logran a través del diálogo. Yo creo que esto se puede repetir en todos los colegios de todo Chile, el tema es cómo responden las autoridades, tiene que ver con el criterio”

Lo anterior aludiendo al caso de la comuna de Santiago, donde el alcalde Felipe Alessandri ha optado desalojar y demandar a los apoderados de los estudiantes que componen los centros de estudiantes de los establecimientos tomados.