“Todas las pibas tenemos el pañuelo verde atado en la mochila y el reclamo central no se olvida: El aborto legal ya”, dijo Milena Levit, dirigenta del centro de estudiantes del Colegio Julio Cortázar, de la Ciudad de Buenos Aires a Futurock.

Juana Garay, dirigenta secundaria del Colegio Nacional de Buenos Aires, explicó así la movilización a Cosecha Roja: “Queremos que se apruebe el aborto legal, que se aplique inmediatamente la Ley de Educación Sexual Integral y que se aplique el protocolo contra la violencia de género dentro de las escuelas”.

Argentina es un caldo a la espera de un hito histórico: La votación por la legalización del aborto legal, seguro y gratuito, a realizarse el miércoles desde las 10 am (hora chilena) en la Cámara de Diputados trasandina.

Los medios especulan ante la cerrada votación. Hasta el cierre de esta nota, se contabilizan una diferencia de 7 votos, ganando el “no”, pero con una veintena de parlamentarias y parlamentarios que aún no se definen.

El proyecto que se votará contempla la decisión libre de las mujeres a abortar hasta la semana de gestación. Después de eso, se puede solo en tres causales: Violación, peligro de vida para la madre e inviabilidad fetal. Las mismas que Chile aprobó en 2017, pero solo hasta la doceava semana.

La iniciativa fue presentada por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, que ha trabajado durante más de una década en la promoción del derecho de las mujeres a decidir sobre sus cuerpos.

Lee también en El DesconciertoLas claves del ejemplar proyecto de despenalización del aborto que se vota en Argentina

Y en la previa de la votación las estudiantes secundarias de liceos y colegios de la capital sorprendieron con una serie de tomas de los establecimientos, para esperar en vigilia la legalización del derecho a abortar.

Hasta el momento, son 14 establecimientos los que se encuentran en toma, incluyendo algunos de los más tradicionales de la capital trasandina, como el Nacional Buenos Aires, el Carlos Pellegrini, el Mariano Moreno y el Rodolfo Walsh.

Uno de los principales reclamos tiene que ver con la única modificación que ingresaron los diputados al proyecto original de la Campaña por el derecho al Aborto, que tiene que ver con un nuevo artículo que exige a las menores de edad una autorización de sus padres para abortar.

Asamblea en colegio tomado en Buenos Aires

“Hay familias ultracatólicas que no van a dejar que las hijas vayan a abortar. Hay situaciones de violencia intrafamiliar donde son los mismos padres, primos, que abusan de las compañeras. Hay compañeras que dejan el colegio porque se vieron obligadas a ser madres y otras tuvieron que ir a abortar clandestinamente, en situaciones insalubres y con riesgo de muerte”, aseguró Malena, dirigenta del colegio Rogelio Yrurtia a Página 12.

La movilización a favor del aborto a tenido un inusual protagonismo de las jóvenes estudiantes secundarias de Argentina, quienes lideran los principales colegios.

Fuente: Revista Anfibia