El Decano de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile, Davor Harasic, presentó ayer ante el rector Ennio Vivaldi su renuncia “indeclinable” al cargo que ejerce desde mayo de 2015, en medio de la toma feminista que por estos días se lleva a cabo en el plantel.

En una carta dirigida a Vivaldi, Harasic detalló que “actualmente, la Facultad de Derecho está siendo ocupada ilegalmente por decisión mayoritaria de los estudiantes desde el 27 de abril de 2018″. El abogado alude a la toma feminista que se inició en dicha facultad, entre otras cosas, por la denuncia de acoso sexual que una estudiante presentó contra el académico y ex ministro del Tribunal Constitucional, Carlos Carmona, y la falta de procedimientos adecuados para ese tipo de situaciones.

Y su renuncia generó varios comentarios en Twitter, donde cuestionaron su figura: