Soy nacida y criada en Las Condes, pero en Las Condes pobre, de esa que a ningún vecino le gusta hablar. Mis padres con suerte cursaron el cuarto básico, por lo tanto caen en la categoría de analfabetos que con mucho esfuerzo y sueños llegaron a la Villa Colón Oriente en 1964.

Ahí formaron su familia y pusieron un pequeño negocio o almacén al lado de nuestra casa con el cuál sacaron adelante a sus 7 hijos incluyéndome a mi, que soy la menor. Estudié en un Colegio Municipal Subvencionado de la Comuna para luego terminar mi enseñanza media en un colegio municipal de mujeres de Providencia. Gracias a mi buen rendimiento pude acceder a becas municipales y universitarias que complementadas con el crédito CORFO y el enorme esfuerzo de mis padres pude coronar con éxito una carrera universitaria en la cuál ya llevo 2 posgrados.

¿Por qué escribo esto? Porqué duele ver cómo mis vecinos de comuna se organizan para impedir la construcción de Viviendas Sociales, yo vengo de ahí y tengo valiosos vecinos con los que crecí que no tienen los recursos económicos que se ven en el resto de la Comuna, pero si me enseñaron lo que es ser “gente”. Vengo de “La Colón Oriente”, el punto negro de la comuna, donde la mayoría de los vecinos lucha a diario contra el narcotráfico que su ha tomado las calles los ultimo años, donde todos los buenos vecinos se conocen desde que llegaron a dicha Villa. Recuerdo que cuando era más joven me daba vergüenza decir de donde venía y solo decía “soy de Las Condes” y muchos asumían que era adinerada por vivir en dicha comuna porqué acá “la pobreza no se ve”, está oculta entre avenidas bien delimitadas.

Ahora, ya no siento vergüenza por decir de donde vengo, ahora siento vergüenza y mucha pena al ver a personas de mi comuna organizarse y protestar porqué no quieren vecinos como mis padres o como Yo, a lo mejor les molesta el “olor a pobre” que emitimos.

Dra. Francisca Vergara Médico Veterinario
Diplomada en Sistemas de gestión de Calidad
Candidata a Magíster en Gobierno y Gestión Pública