Sebastián Piñera hoy realizó la firma del Proyecto de Ley que sanciona todas aquellas conductas que afecten, según él, la convivencia ciudadana.

El Mandatario promovió esta iniciativa que busca crear figuras penales y otorgar penas más severas a todas aquellas situaciones que “alteran la convivencia familiar y facilitan la acción delictual en los espacios públicos“, según anunció el propio presidente en una actividad en el barrio Franklin junto a los ministros de Trabajo y Bienes Nacionales.

“Vamos a dar una señal fuerte y clara de tolerancia cero frente a las conductas antisociales para evitar que esas conductas antisociales, por quedar impunes, terminen creando o siendo una verdadera fábrica de delincuentes”, dijo Piñera.

El proyecto contempla castigar todas aquellas conductas que generen daños en establecimientos educacionales, en la infraestructura comunitaria, en los medios de transporte público. Además, se perseguirá penalmente el rayado no autorizado en bienes muebles o inmuebles, públicos o privados, y se crearán agravantes para reincidentes a la vez que se permite sustituir la multa por servicios en favor de la comunidad.

También aseguró que “en nuestro país se ha ido debilitando el principio del respeto” y señaló que la iniciativa “responde a una necesidad, a una demanda, a una inquietud, a una preocupación muy sentida y muy profunda de todos mis compatriotas”.