Una mujer, que quedó embarazada en el colegio y que tuvo su hijo, se mostró a favor del aborto, y afirmó que su familia UDI la llevó a abortar.

Según consigna El Mostrador, Nicole Leiva, a través de Facebook, contó que su familia la llevó donde un médico “amigo” para realizarle un procedimiento ambulatorio.

“Yo fui mamá en el colegio, tenía 16 años y claramente, no se trató de algo planificado. Mi familia, en un gesto de amor (espero que esa haya sido la motivación y no la “vergüenza” de que la niña se haya embarazado), fue a buscarme un día al colegio, sin previo aviso, para llevarme a la consulta de un doctor “amigo”, “cercano a la familia”, que me podía “ayudar”, señala Leiva.

La mujer cuenta que se negó a practicarse el aborto ante el médico, sin embargo aclaró que no se sentía ni preparada para abortar ni para ser mamá a los 16 años.

Tomé la decisión de tener a mi hijo, porque me sentí con más herramientas para enfrentar esa situación que un aborto, porque abortar es algo sumamente difícil, métanselo en la cabeza por favor, nadie se hace abortos mientras carretea. Me pone contenta saber que no me equivoqué“, agregó.

Leiva señala que está de acuerdo con que esa posibilidad que tuvo “por iniciativa privada” sea extensiva a todas las mujeres bajo las mismas condiciones que le ofrecieron: “algo súper rápido, ambulatorio, indoloro, sin consecuencias para mi cuerpo y con discreción y respeto, sin opinólogos robando aire”, afirmó.

Para cerrar, la mujer relató que su familia es UDI. “Son de esos que mandan a cerrar las piernas a las mujeres que piden aborto libre y rasgan vestiduras en contra del aborto, invocando la iglesia para arriba y para abajo. Multipliquen eso por 100.000 y se arman el cuadro de todos aquellos que están en contra del aborto para todas y son pro aborto clandestino. Por qué, por favor, paremos el escándalo, todos sabemos, en silencio, en la sobremesa, que antiaborto no son“, concluyó.