Los apoderados del Liceo 1 Javiera Carrera, denunciaron que una alumna, que recopiló testimonios sobre los acosos de un profesor a las estudiantes, fue expulsada por la dirección.

En una conferencia de prensa, donde también participó el Centro de Alumnas del Liceo 1, los apoderados expresaron su opinión sobre la situación que viven las estudiantes en el recinto.

Se trata de la alumna Bárbara Riveros, quien habría sido expulsada por hacer recogido “una serie de testimonios de acosos por parte de un profesor y haberlos denunciado”.

Los apoderados sostienen que el liceo optó por sancionar a la alumna en vez de entregar la denuncia a la Dirección de Educación Municipal.

“Con tristeza y desazón hemos visto como el conflicto actual no ha sido solucionado por los directivos del Liceo y el sostenedor, la municipalidad de Santiago, por el contrario ha escalado de manera inaceptable e inconveniente. Los apoderados decidimos participar activamente, después de un mes de toma, buscamos en todo momento lograr caminos que permitieron ayudar a resolver los temas que son los que obligaron a nuestras hijas a tomar estas acciones legítimas y absolutamente necesarias”, partieron por señalar.

Los apoderados destacaron que apoyan las demandas de sus hijas que denunciaron “falta de baños, comedores insalubres, plagas de ratones y palomas en los comedores, acusaciones de acosos por parte de algunos profesores y autoritarismo, entre otras demandas”.

La prueba de que las demandas son legítimas, es el compromiso asumido por la Dirección de Educación Municipal, de iniciar obras que permitan arreglar todas estas deficiencias, que redundan en la calidad de la educación de nuestras hijas“, agregaron.

Sin embargo, señalaron que la dirección del liceo y la DEM respondieron con investigaciones con el fin de sancionar a las alumnas más activas de la movilización.

“Suspensiones, matrículas condicional, pérdidas del anexo e incluso la expulsión, ha sido la respuesta de nuestro equipo directivo, que han buscado todas las posibilidades para abrir estas investigaciones y sancionar, reiterativo es, que se ha hecho en medio de la toma, lo cual demuestra que ha sido a propósito de la movilización”, sostuvieron.

Para cerrar, llamaron a buscar soluciones que “permitan dar continuidad a la educación de nuestras hijas, pero con dignidad, sin represión, sin miedos y con la necesaria fraternidad que necesita una comunidad, donde nadie es más que otras, donde nadie está sobre otras y donde la autoridad no se ejerce porque sí”.